29 nov. 2008

Andrew Huang. Doll Face



Andrew Huang nos abre a la reflexión con este corto en el que hace una crítica a los cánones que nos imponemos, influenciados por los medios de comunicación, y que nos aplastan como una mano de hierro que nos hace desear ser, sin mirar a lo que ya somos. Las mujeres estamos entre las más afectadas por los cánones de belleza (anorexia, bulimia, deseo constante de luchar contra las arrugas, etc.). Espero que un día seamos capaces de mirarnos al espejo y amarnos tal como somos.

27 nov. 2008

Ada Byron


Un día como hoy, en 1852, murió Ada Byron, una gran matemática y pionera de la informática. Ada Byron, partiendo de la base de la creación de tarjetas sobre las que se podía perforar un programa que hiciese de ejecutor de operaciones tales como la automatización del telar, logró crear el primer programa informático complejo (software), que podía no sólo realizar operaciones básicas de la matemática, sino a su vez computar cualquier fórmula algebraica. La invención de Ada Byron, revolucionaria para la época, no conoció avance hasta un siglo después, y en base a ella fueron creados los telares sucesivos para la industria textil. Tal fue la importancia de la creación de la señora Byron, que se creó con el desarrollo de la informática en el siglo XX un lenguaje de programación inspirado en sus investigaciones, el llamado lenguaje ADA, que hoy utilizan grandes organizaciones para gestionar sus operaciones.
No obstante, como era usual en la época, Ada Byron no pudo publicar sus descubrimientos sin utilizar un disfraz masculino. Demasiado escandaloso para el siglo XIX que una mujer creara algo tan revolucionario en una tarea dedicada a los hombres.

23 nov. 2008

Manifiesto de la Mirada: El mundo en historias


Fotografía: Anabell Guerrero


1. El mundo puede ser cuestión de miradas que construyen historias.
2. La Historia no existe si no es contada por todas las voces que se albergan en una pequeña coordenada en el espacio y el tiempo.
3. No existe la Historia Mundial si no se estudian las relaciones físicas (contactos) o virtuales (conceptos sobre el Otro) entre los ciudadanos de cada lugar.
4. No existe la Historia nacional, local, del pequeño territorio, si tampoco se comprenden las relaciones establecidas entre las clases sociales y las generaciones. También físicas (contactos) o virtuales (conceptos).
5. La primera base de una mirada errónea hacia la Historia es el olvido, como el de aquéllos que prescinden de las voces de los que permanecen en el anonimato.
6. La segunda base de una mirada errónea hacia la Historia son los prejuicios, como los de aquellos que prescinden del malestar interno de una sociedad del bienestar, para construir la historia feliz de aquellos que ayudan a reescribir una nueva historia para el Tercer Mundo.
7. Escribir la Historia es hacerlo a través de los órganos de los sentidos. Quien olvida el gusto, el olfato, el tacto, la vista o el oído no podrá hacer más que escritos sesgados.
8. La mirada hacia la Historia se educa, porque son educables los órganos de los sentidos. Es el concepto que se construye a través de la cultura el que nos sirve de guía para la percepción.
9. La mejor forma de educar la mirada hacia la Historia es hacerlo a través del fragmento. Éste quiebra el cristal de un discurso, abriendo al reflejo lo monstruoso, los pequeños espacios de olvido en cada grieta, las voces de los que nunca fueron escuchados.
10. Es así como el Narciso autor de la escritura histórica, al conocer la cara sombría de su ser, podrá abrirse a la tolerancia de aquellos que respetan la pluralidad de discursos.

En EDL 08, Madrid, Istituto Europeo di Design ediciones. (En Prensa)

Texto: Nieves Soriano Nieto

16 nov. 2008

Scimmietta Zizì


Conservare l'infanzia dentro di sé per tutta la vita vuol dire conservare la curiosità di conoscere il piacere di capire la voglia di communicare
Bruno Munari

Conservar la infancia dentro de sí para toda la vida quiere decir conservar la curiosidad de conocer el placer de comprender el deseo de comunicar
Bruno Munari

Así Tucán y Teresita se acercaron en sus paseos vespertinos por los estucos a donde estaba Zizì, el oráculo de la verdad interior que guía el camino de sus vidas a través de la fraternidad, la humanidad, la amistad y el amor.