25 dic. 2008

Ana Josefa de Agüero

Ante la ausencia de fotografías en la red de Ana Josefa, se presenta este mapa geográfico.
Si alguien posee alguna fotografía de ella, ruego la preste para la memoria histórica

Un día como hoy, en 1868, falleció Ana Josefa de Agüero, una de las grandes luchadoras por la independencia cubana con respecto a España. Desde que tuvo conciencia hasta su muerte creyó en la causa de la autonomía de su nación, ideas que le costaron el exilio, la pérdida de los bienes, la pérdida de familiares e incluso la razón en ciertos periodos de su vida.
Ana Josefa de Agüero formó parte de ese grupo de ideólogos en el cual iría creciendo la idea de la autodeterminación. Estas ideas, que luchaban en contra de la colonización, tuvieron éxito tras la guerra de 1895, con la definitiva independencia del estado cubano.

21 dic. 2008

Las mujeres y la revolución



Durante estos días, en 1789, mientras se ganaba la revolución francesa, la mujer iba perdiendo su lucha por el derecho al voto. Ni siquiera los abanderados de la Razón podían pensar que ésta fuese también un tema que atañe a las mujeres.
Muchas han sido las revoluciones en las que las mujeres han tenido que realizar esta doble reivindicación. Muchas han sido las revoluciones en las que la mujer ha participado, como nos muestra este video que recupera la memoria histórica recordando el papel de la mujer en la revolución mexicana. Algunos, ciertamente, aprendemos más Historia en el Youtube que en cualquier centro educativo dependiente de la institución, menos democratizado.

Ítaca

"Ítaca", si gritases su nombre...
se convertiría en una isla con volcán,
en palmeras gesticulando al atardecer,
en un espérame cuando tengas frío.
¡Oh, ninfa gramaticalmente enmudecida!
Pasé por aquí sin escucharte,
pude obviar tus besos hechos de vacío,
atravesaste mi cuerpo sin llegarlo a tocar.

Bye, bye. Te echaré de menos.

13 dic. 2008

Aleksandra Kollóntai. "El amor de las abejas obreras"


De reciente publicación en Alba editorial, sale a la luz el libro de Aleksandra Kollóntai El amor de las abejas obreras. En él la revolucionaria rusa nos presenta tres historias que reflexionan sobre la condición amorosa de las mujeres en su época. ¿Liberarse a través de la revolución bolchevique solamente? Las mujeres obreras, habitantes bajo una sociedad patriarcal que iba dejando de tener sentido desde el punto de vista económico, para convertirse tan sólo un discurso ideológico, tenían que liberarse a su vez de los lazos que las ataban a las casas, a la dedicación completa a la familia, al cuidado y a la dependencia. No en vano la escritora, cuando algunos derechos se habían conseguido para los obreros en Rusia, reclamó que se hicieran extensibles a las mujeres. Y ahí llegó el momento de la verdad sobre las ideologías en el que Lenin se negó a concederlos. La revolución de liberación de las mujeres, en suma, siempre ha sido una revolución más que debían añadirse a las otras. Unos y otros, de unas ideologías u otras, coincidían en cuál sería el papel de la mujer en la sociedad. ¿Cómo decir ser de unas u otras ideologías políticas (socialistas, comunistas, capitalistas, nacionalistas), si para luchar por la liberación de la mujer hay que fundar una nueva ideología política al margen de las existentes? Tal es la reflexión que nos presenta la autora con su escritura angustiada y luchadora.

8 dic. 2008

Camille Claudel


Camille Claudel, La ola (1897)

Un día como hoy, en 1864, nació una de las grandes escultoras del impresionismo francés, Camille Claudel. A pesar de lo que suponía ser una artista mujer en la época, Camille Claudel luchó por abrirse un hueco especialmente dentro del mundo de la escultura, llegando a exponer en el Salon des Artistes y el Salon d'Automne franceses. No obstante, formada en el taller de Rodin, siempre ha venido viviendo en la historia de la escultura del siglo XIX a la sombra de ese gran escultor, o al menos en la comparación con el mismo. Desafortunadamente, de su obra queda tan sólo una pequeña parte, dado que en el periodo último de su vida, presa de una enfermedad, destruyó gran parte de la misma. Cualquiera de sus pequeñas obras es una gran joya, como aquellos genios con poca producción de los que cada obra se transforma en un fetiche. Una gran revolucionaria con respecto a la escultura clásica a la que hoy deseamos hacer aquí un homenaje.