31 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXXIV




Cada tarea de la vida requiere un empeño. Abrazamos el filo de algunas sin apenas cortarnos ni entregarnos. La ética occidental es como una abeja. Liba de flor en flor a su libre albedrío. En el momento en que algo se torna incontrolable, hace uso del aguijón y el objeto sobre el que se actúa se torna presa. Es una ética preventiva de poder en la que la libertad del individuo se asocia con la ruptura de todo lazo. Todo aquello que implica una responsabilidad se concibe como camino tortuoso.
La ética japonesa implica un largo viaje. Es una ética de concentración. Entre las tareas o caminos (道) se elige uno. Cualquier acto es un recorrido: la escritura, el cuidado de un jardín, la crianza, la decoración de una casa, la música. Toda tarea implica una entrega total y una dedicación cuidadosa al objeto sobre el que se actúa. El individuo, a través de diferentes fases de conocimiento, alcanza a llegar al punto de unión perfecta entre sí mismo y el objeto sobre el que actúa. Es en ese momento en el que se torna libre. La libertad es poder llegar a la armonía perfecta entre el yo y lo que le rodea. En este sentido, la ética japonesa es como una hormiga. No existen barreras. El ataque es selectivo. Cualquier dolor no es digno de un final categórico. La insistencia, la resistencia, el cuidado y amor al objeto sobre el que se actúa se sabe llevará a tal punto de unión armónica.

30 jul. 2010

Érase una vez...


Érase una vez... una mozuela filósofa que llevaba a Teresita de cabeza. Su corazón era sano como una manzana. Y ahora era como una cereza en flor.
Colorín colorado este cuento ha comenzado.
...
Vivieron felices y comieron piruletas con sabor a fresa remojadas en G&T.

29 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXXIII


Dancing in the rain (鳥の歌)

Música. Melodías que alzan la cama. Amanecía temprano en la tierra del sol. Tronaba lejana la violencia del verso. Como la raíz de un haiku a la cama nacieron piernas. Nos bailaba la nana del sonido armónico. ("Armónico" no fue palabra en la tierra del sol). Llovían tifones de naturaleza. Terremoto de la danza. Entre la traslúcida lluvia se escuchaba ese son feliz de un camión aséptico de basura. Hasta el desecho perfuma bien en la tierra del sol.

28 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXXII


Libros en Yokosuka

Regresar a la infancia. Aquellas horas en la sección infantil de las bibliotecas. Los primeros tactos. El perfume de las páginas de los libros. El tiempo distendido de la lectura. Las palabras desconocidas que se sacian en un diccionario. El jardín de la sintaxis desconocida. Los tabúes óseos de una cultura. La composición por descomposición. La inmensa sensualidad de la imagen en cada frase. Leer habitando un libro. Somos personajes ficticios. Ésa es la lectura. Un acto infantil. La edad nos hace aprender a digerir. Entonces crece y crece la barrera entre la imaginación y un libro. Leer no es mirar, sino vivir.

27 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXXI


El aria de la sensualidad

Despertar impertérrito de sorpresas. ¿Dónde quedó el espacio que creímos seguro? Caminamos sobre ciénago pensando sea tierra firme. Para ello creamos discursos, razones, conceptos, identidades. Como en la máscara del teatro No, nos viven constreñidos de pensamiento. Sin embargo, nace el día en que la poderosa sensualidad entona su aria de sentimientos. Nace el día de los sentidos allí donde nace el sol. La mirada, el gusto, el tacto, cada perfume y sonido se quiebran lo sabido.
Violencia de verdad ausente de verdad. Llévame aquí donde sólo puedo observar tus verdes ojos.

Fragmentos fronterizos XXX


Tierra de nadie

El territorio internacional de un aeropuerto es frontera. En él, el ser humano deviene lobo paria. Desterrado de su origen, convive con culturas, perfumes, costumbres. Ninguna de ellas puede hacer uso de la tiranía.

En tanto no hay posibilidad de autoafirmarse según el origen, brota la identidad del destino intermedio, que es la propia de la frontera.

Ahí somos híbridos desnudos de costumbres, perfumes, cultura. Todo aquello que creemos ser se desvanece. Nacen éticas más allá de la autonomía o la heteronomía moral.

Y una pregunta nos hacemos, entonces. ¿Qué ocurriría si tal estado de destierro se prolongase en el tiempo?

24 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXIX


Vagabundos de sintaxis

Tantos caminos de polvo, arena, ciénago. Palabras derramadas en ríos de tensión esencial. Arquitecturas, urbanismos sentimentales, vegetaciones que habitaron la ruina. Tantos verbos, conceptos, lenguajes frustados de Razón. Para llegar al fin al silencio. Encontrarte dejó los conceptos vagabundos de sintaxis. Alcanzó a expresarlo todo el camino trazado por tus labios.

21 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXVIII


Palabras para dejar de quererte

Qué lejos habitamos. No hay fin. Allí donde el vidrio de nieve se quiebra en agua de saciada sed. Pasa el tiempo en la frontera. Ancestral instante de silencio que habla para dejar de quererte.

All I have is my love for love. But love is not loving.

18 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXVII


A. Berlin II

Eres la pregunta que sobrevive al río de la vida. Lo parmenídeo en esta realidad tan heraclítea. El instante recurrente de las curiosidades. Eres luz. En el silencio eres palabra. O punto de fuga de una filósofa postmoderna. La debilidad que acerca a lo apolíneo. La balanza vencida hacia el lado feliz de una antinomia kantiana. El engaño que nombra el ser. Uno. Quizás dos pegasos de la cuádriga platónica. La virtud de Nicómaco en la madurez de su vida. Al fin el río de una amistad aristotélica.

14 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXVI


Sinapsis

Vuelan ropas y adverbios y vistas, sentido-fragmento de ausencia. La vida es una maleta que cambia. Se rompen las ruedas, las ropas, las vistas, los adverbios de ausencia. Otros sentidos-fragmento. La alteridad enseña de lo inefable. Ausencia es todo aquello que no alcanzamos a conocer con la vida-sedimento. En la frontera somos más sinapsis que agua estancada.

12 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXV


Mapa de la sensibilidad fronteriza

Volcaste el pozo del olvido bípedo. Sólo articulada se camina la frontera. Geografía sentimental del fragmento. Te siento porque no tienes nombre y eres gesto. De lo contrario, sólo alcanzaría a interpretarte.

11 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXIV


Tiempo

Tiempo dentro del tiempo. Y dentro del tiempo, tiempo. Juego de matrioskas que fragmentan la línea del lenguaje. ¿Sobre qué escribir habitando la geografía sin tierra? Mano deshecha en identidades. Cada día es un río interior del que somos utópicos marineros. Flotamos la raíz o hundimos su ciénago. Linea horizontal del lenguaje fragmentado. Cada río en la frontera es un día. De él no podemos más que soñar sus coordenadas. Su pertenencia real la sabemos encontrada en una de esas matrioskas versadas con violencia por el tiempo.

10 jul. 2010

Postcolonia

Haciendo mercado. 2007

El peso de la memoria
Gigantografía 3x2 m.

Postcolonia es un proyecto artístico de mano de Erika Meza (Paraguay) y Javier López (Cuba). Con él se pretende analizar la cuestión del arte en Latinoamérica. El proyecto abraza lazos que acaban por ser impactantes. El peso de la memoria es una de las instalaciones que recorren tales pasos. Fragmento. Cicatriz de la herida que intereacciona entre los conceptos "indígena" y "digital". Como un aullido inagotable, el desierto de la vida se alcanza a caminar ante el espejo de la conciencia ética. Somos todo aquello que podríamos llegar a ser.

http://postcolonia.com/

Fragmentos fronterizos XXIII


Manzanazo

Contradicción de aspavientos anónimos. Movimiento estático que desafía la vida. El sueño nos precipita a una vejez anamórfica. Los cristales de esta lente cortan lazos o cadenas. Un cuerpo deshecho en libertades de neoclasicismo. El único músculo, el cerebro. Monstruos en la distorsión de cualquier invisible foco de luz.
En una noche puede crearse otro sistema físico, como en una semana fue escrito el Werther de Goethe. Sólo necesitamos un nuevo manzanazo.

9 jul. 2010

Ángel Guinda


Ángel Guinda (Zaragoza, 1948) es una de las grandes voces de la poesía española actual. De entre sus publicaciones Conocimiento del medio, La llegada del mal tiempo, Biografía de la muerte, Claro interior o Poemas para los demás. Su tarea de poeta la ha combinado con la de traductor y la de enseñante. Además, ha luchado por la libertad de expresión en este país en el juicio contra La Guinda del Espermento.
Una de esas personas que hace del camino de la vida un río de sabiduría y experiencia.

http://www.angelguinda.com/

Les dejo aquí con algunos poemas de Claro interior.

La diferencia

Todo armoniza por la diferencia:
el desierto de hielo, el árbol en la roca,
la suave furia del mar y las estrellas.
Nacemos transparentes como el aire,
nos volvemos opacos como el mármol.
Uno puede soportar tanto dolor
como placer es capaz de recibir.
Piedra, hierba, fuego, agua, luz, tiniebla,
tempestad de arena:
todo armoniza por la diferencia.
La ciudad, mientras duermes,
draga el silencio que todo lo hace nuevo.
Nadie tiene otra patria que su soledad,
nadie llega a nadie si no es para marcharse.
Tiene el amor en sus abrazos
el atroz método del amordazamiento.
Cuanto nos llena del otro nos vacía.
Nube, raíz, el canto de los pájaros:
todo armoniza por la diferencia.

Cajas

Lo diría una indígena y tendría razón.
“Ustedes tienen la vida organizada en cajas.
Nacen y les depositan en una cajita,
su casa es una caja, y las habitaciones
son cajas más pequeñas.
Suben a la casa en una caja,
bajan a la calle en una caja.
Viajan en una caja.
Duermen y hacen el amor sobre una caja.
A través de una caja ven el mundo.
Cambian de casa: lo meten todo en cajas.
Los Bancos y las Cajas hacen caja.
Y cuando mueren les introducen también en una caja.”
Todo está hecho para que encajemos.
Nos encajan la vida.
Algunos no encajamos, y nos desencajamos.

No

Soy un claro interior, el porvenir
de una puerta que siempre está atrancada,
la trampa de vivir y ver morir.

Contra la destrucción de la conciencia
bramo, reviento, clavo en Dios los codos.
Soy un zarpazo roto de paciencia.

Una luz que, arañando los escombros,
borra la niebla y sigue hacia adelante.
Un hombre con la sombra hasta los hombros.

Como hambre y bebo sed con todos
los condenados a escarbar la nada.
Esto no es un poema, es un desplante.

Profundamente grito un no rotundo.
Yo no quiero vivir en este mundo.

8 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXII


MicroHistoria de verano
La vida es sueño de una noche de verano. Híbrida. Los pasos precipitan la elección. Calor, recogimiento, sedentarismo o gelidez, intemperie, nomadismo. La segunda actúa contra-natura-mamífera. Es monstruo o maravilla Ilustrada. De ella nace el pensamiento, el arte, la ciencia, porque en ella se vierte la tensión esencial de ese ser humano: el río de las curiosidades. La primera actúa con la naturaleza mamífera y se basa en los actos que hacen perdurar la especie.
Sigue, pues, por fortuna siendo la sociedad humana ímpetu de colaboración.


6 jul. 2010

Iwona Kowalczyk. Fotografía

Runaway. 1
Impresión sobre aluminio Dibond. 140x85 cm.


Uniform women. 5
Impresión sobre aluminio Dibond. Marcos de sombra. 124x76 cm.

Madonnen. 3
Plexiglas. 100x74 cm.


Iwona Kowalczyk, polaca de nacimiento y afincada en Berlín, abre el campo visual de la fotografía hacia una reflexión crítica y de toma de posición sobre la mujer y el cuerpo.

Sus trabajos dejan inerme al espectador, que por sentimiento afín debe hacer una reflexión referencial sobre los motivos propuestos por la fotógrafa.

La fotografía de Iwona Kowalczyk es, por tanto, propuesta de unión de ética y estética. Wittgenstein ya en el Tractatus ofreció la unión en la reflexión sobre el arte y la reflexión sobre las costumbres o comportamientos. Un campo abierto que desde la historia cultural se ha venido interpretando con la concepción del arte como síntoma de cada época y contexto. El arte es una concentración de las vivencias sociales de un individuo-ciudadano. Por ende, el arte debe asumir su papel de síntoma y arma de crítica y cambio social. Joseph Beuys, en 1972, abría su proclama del arte crítico con La rivoluzione siamo noi (La revolución somos nosotros). El arte debe mostrar la herida (Zeige deine Wunde).

Iwona Kowalczyk muestra, a través del lenguaje de su arte, la herida de la mujer. Ésta, como en su proyecto Runaway, puede proceder de la relación de ausencia de libertad que la mujer posee con respecto a su corporalidad. Patrones de belleza canónicos impuestos por la publicidad y el marketing se toman como universales de atractivo físico, siendo simplemente producto de un contexto cultural. ¿Y si la relación con la coporalidad pasase por concepciones de belleza pertenecientes a otros contextos, como puede ser el oriental? Híbridos revolucionarios con nombre femenino.
O híbridos de fotografías superpuestas que expresan la relación de las mujeres con el trabajo y su cotidianeidad. La serie Uniform Women reflexiona sobre ambos ámbitos en mujeres que combinan la responsabilidad laboral con la responsabilidad consuetudinaria.
Así como los híbridos de su serie Madonnen, en la que aparecen rostros de mujeres reales que salen de la condición virginal asociada a las mismas por la historia de la iconografía pictórica.

Un recorrido fotográfico a través de un lenguaje artístico que no deja opción a la indiferencia.


http://iwona-kowalczyk.com/

5 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXI


Escritura fronteriza

La escritura nace del paisaje sentimental. Y éste nace no sólo de la época, sino del lugar geográfico habitado. Para entender cada estilo debemos preguntarnos antes desde dónde ha sido escrito. Existen lugares de bucles y espirales que afirman el valor en la normalidad de generar poca novedad. Existen ríos de palabras que nacen del ímpetu revolucionario de ciudades vertidas.
El grado cero de la escritura de Roland Barthes resulta un ideal teórico imposible de alcanzar por la naturaleza arraigada de la escritura. No hay escritura sin literatura, como no hay escritura sin parajes.
El escritor fronterizo es movilidad por naturaleza. Reúne en la misma persona diversos estilos. Éstos proceden de diferentes paisajes sentimentales. El escritor fronterizo ancla su escritura en la transición geográfica. Su vida es el movimiento que sucede entre casuales anclajes. Cual arácnido, el escritor fronterizo teje la escritura desafiando al viento porque nace del viento.

3 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XX


Calpe

Desterrada en parajes de ausencia. Melancolía física de belleza derramada. Mirada que quiebras en sedes neoclásicas. Lugares geográficos buscan versos. Te hallé vestida. Osé desnudarte. No fueron volutas jónicas. Me enroqué en vegetales de belleza natural. Océano anclado de mudo rostro.