27 oct. 2011

Fragmentos luminosos ICV



Viajar

Una maleta alardea en el armario vibrante de sueños. Vibra cual estómago que degusta una nueva alimentación. Cuán valiente es. Lo digiere todo. Así es el viaje. Lanzarse emocionalmente a la aventura incierta, para buscar y aprender las formas de vivir y digerir la experiencia.

26 oct. 2011

Vergüenza ajena



Frase mítica para la historia de las evaluaciones iniciales en el profesorado dicha por un hombre: "Ésta, con la situación que tiene, sólo puede acabar siendo o modelo o prostituta". Evidentemente, una servidora, que es mujer, ha contestado, con buenos modales, de forma muy katanera y se ha excusado para retirarse de la evaluación. ¡Qué vergüenza ajena!

25 oct. 2011

Fragmentos luminosos ICIV


 Atención. Jardinero mágico

Existen dos posiciones éticas con respecto al otro que, de nuevo, me evocan la referencia al jardín. Si consideramos el modelo de jardín inglés, que deja a la naturaleza tallar y retallar a su libre albedrío, para apostar por la belleza salvaje -o natural-, existen personas que, en su acercamiento al otro, no pretenden imponer criterios personales, ni corregir los criterios del otro que no convencen, sino que dejan al otro ser como es, disfrutando de la belleza, o fealdad, que en sí la naturaleza crea de forma espontánea.
También podemos considerar el modelo de jardín francés -con Versalles a la cabeza-. En éste se pretende, bajo la forma previa de cómo será el jardín, adaptar y amoldar los tallos en pro de la geometría. Así, existen personas que se acercan al otro con intención de ir poco a poco retallando lo que sobra según el modelo preconcebido que proyectan.
A mí personalmente, me encanta la apariencia de rebeldes incorregibles de ciertas personas. Es como una clara toma de posición contra esas otras que van por la vida pretendiendo corregir como si fuesen jardineros de Versalles tocados por la mano de la verdad divina.


24 oct. 2011

Fragmentos luminosos ICIII


Abrazos de azúcar

Abrazos cálidos de noche llenan la muerte de vida. Volver a ser esa joven de amor azucarado.

Desobediencia civil radical




Ante autoridades o normas impositivas sin razones y condicionadoras, Desobediencia civil radical. Lectura a la que pueden recurrir, ya que estamos en periodo de propaganda electoral, la del filósofo Henry Thoureau, Desobediencia civil: http://thoreau.eserver.org/spanishcivil.html

23 oct. 2011

Héroes silenciados


Dos mujeres, una carretera, un coche rojo, una amistad de años, al fin las botas vaqueras de invierno, largas conversaciones, los Héroes y un solo destino: dejar la Meseta por tierras Mediterráneas.

22 oct. 2011

Fragmentos luminosos ICII


Polis

Vibran el cuerpo las ideas políticas cuando son manifestadas. Como una revolución emotiva de pequeños animales recorriendo cada rincón de la anatomía. Esos animales que saben despertar las hormonas felices. Así, como en el amor, llenan la sangre de azúcar.

20 oct. 2011

Historias para Minerva XVI



Si me preguntan por qué me entrego a ti, mi pequeña, de una manera absoluta e innegociable, diría que sólo por dos razones:
1. El aquí y el ahora de la filosofía zen. La vida es demasiado breve como para desprenderse de cada instante de estar a tu lado. Quién sabe si mañana estaremos muertos o más enfermos. O vivamos a miles de kilómetros la una de la otra como para no poder verse.
2. El roce hace el cariño. Sé por la experiencia de la vida personal que la única forma de apreciar a una persona y que te aprecie es tenerla presente, saber que se puede contar con ella, tener esa confianza de forma incuestionable. 
Por eso te amo de esa forma tan intensa, Minerva, porque tú eres esa locura, esa gran revolución en la vida.

22-O. Madrid. Contra los recortes en la educación pública

Podemos cocinar para ti


Hoy se presentan, en la librería Alitruc de Elche (Passeig Eres de Santa Lucia, 7), los libros Podemos cocinar para ti y Podemos cocinar para ti 2, escritos por los alumnos del PCPI de cocina del IES Nit de l'Albà (Elche) con propuestas de sus recetas durante los dos últimos años. El segundo de los mismos está prologado por una servidora.
Una deliciosa propuesta para endulzar la tarde.

19 oct. 2011

Fragmentos luminosos ICI


Alimentar

Cuando llega tu sed, cuando llega tu hambre, darte de comer lo que pediste comiera de ti mientras gritaba el horno exclamando el estado idóneo para tu alimentación. ¡Ñam, ñam!

Oda a la voluptuosidad nocturna



Toda una mañana tarareando esta obra maestra. Sí, La Traviata así comienza, con tal oda a la voluptuosidad.
Como toda ópera decimonónica, es moralista. Nos enseña que la tragedia comienza en el momento en que Violeta y Alfredo, amándose y renunciando al placer, por haber llevado una vida voluptuosa anteriormente, no pueden consumar su matrimonio por la ausencia de aprobación del padre de Alfredo.
Pero ¿no piensan que la moral que se puede sacar es otra? Gocen la vida, el amor, el sexo, el vino, los placeres. El abandono de los mismos les llevará a la tragedia. Violeta era una mujer inmensamente atractiva atravesada por la voluptuosidad.
¡Oh, yeah! ¡Viva la vida!

Bebamos en los alegres cálices


(Alfredo)

Bebamos en los alegres cálices
que hacen florecer la belleza
y la hora fugitiva
se embriague voluptuosamente.
Bebamos con el dulce estremecimiento
que el amor suscita,
puesto que esos ojos al corazón
directos van.
Bebamos; el amor entre
los cálices más cálidos besos obtendrá.

(Todos)

Ah! Bebamos, el amor entre
los cálices más cálidos besos obtendrá.

(Violeta)

Con vosotros sabré compartir
mi tiempo de diversión;
en el mundo todo es locura
si no hay placer.
Gocemos, fugaz y rápido,
el goce del amor
es una flor que nace y muere,
y ya no puede gozarse más.
Ah, gocemos; nos invita a ello un ferviente
y lisonjero son.

(Todos)

Ah, gocemos; la copa y el
cántico y la risa la noche embellecen;
en este paraiso
nos hallará el nuevo día.

(Violeta)

La vida está en el festejo...

(Alfredo)

...cuando aún no se ama...

(Violeta)

No lo digáis a quien lo ignora.

(Alfredo)

Este es mi destino.

(Todos)

¡Ah....! gocemos, la copa el
cántico y la risa embellecen la noche; etc.
¿Qué es esto?


Libiamo ne´lieti calici


(Alfredo)

Libiamo ne´lieti calici
che la belleza infiora,
e la fuggevol ora
s´inebrii a voluttà.
Liabiam ne dolci fremiti
che suscita lámore,
poichè quell´occhio a core
onnipotente va.
Libiamo; amore fra i
calici più caldi baci avrà.

(Todos)

Ah! libiamo; amore fra i
calici più caldi baci avrà.

(Violeta)

Tra voi saprò dividere
il tempo mio giocondo;
tutto è follia nel mondo
ciò che non è piacer.
Godiam, fugace e rapido
è il gaudio dell´amore;
è un fior che nasce e muore
nè più si puo goder!
Ah! Godiamo; c´invita un fervido
accento lusinghier.

(Todos)

Ah! Godiamo, la tazza e il
cantico la notte abbella e il riso;
in questo paradiso
ne scopra il nuovo di.

(Violeta)

La vita è nel tripudio...

(Alfredo)

...quando non s´ami ancora....

(Violeta)

Nol dite a chi l´ignora.

(Alfredo)

e´il mio destin così.

(Todos)

Ah!...godiamo, la tazza e il
cantico la notte abbella e il riso; etc.
Che è ciò?

18 oct. 2011

Sabiduría revolucionaria



La Traviata. Giuseppe Verdi



Maria Callas en la interpretación Addio del passato de la ópera La Traviata

Hoy se estrena en el Gran Teatro de Elche una de las grandes óperas de todos los tiempos. La Traviata o La Extraviada de Giuseppe Verdi. Una adaptación de La dama de las camelias de Alexandre Dumas, revolucionaria en su época. Cuando fue estrenada por primera vez en el teatro La Fenice de Venecia a finales del siglo XIX fue abucheada por el público. Demasiada novedad literaria la que instauró uno de los grandes de la literatura del Romanticismo francés. Las voces interiores de los sentimientos costó fueran bien recibidas por el público de una Italia todavía en proceso.
Siempre me apasionó la forma puramente emocional de narrar la voz interior que tuvo esta ópera.

16 oct. 2011

Fragmentos luminosos IC



 Caminar

Hoy hace un año y medio que comenzó la nueva vida. La nueva vida fue marcada por tres eventos fundamentales. La pérdida de un gran amor, el inicio de una enfermedad crónica y el nacimiento de mi sobrina Minerva.
Visto desde la distancia, y tras tres duelos, los tres eventos han sido los más hermosos de la existencia. Hermosos por ser los más significativos. La pérdida de un gran amor me permitió conocer que aquello no era amar, porque amar no es más que entregarse y abrirse a la entrega mútuamente. No doblegarse ni que otro se doblegue a las exigencias individuales, sino construir un camino común y feliz en el que ambas personas no negocien su amor. El duelo no fue fácil, pero la conclusión fue hermosa. El inicio de la enfermedad crónica me permitió conocer que la vida es un suspiro tan fugaz, que no es necesario complicarla con eventos de malestar crónico, porque para crónicas ya están las enfermedades. Así, uno acaba aprendiendo a valorar los pequeños momentos más que las grandes hazañas. El duelo fue todavía menos fácil, pero la conclusión fue hermosa. El nacimiento de Minerva me permitió comprender cuáles son los valores fundamentales de la nueva vida, y me hizo entender que las personas necesitan mucho más cariño de lo que pensamos, cariño generoso más allá del propio egoísmo. Así, me llegué a olvidar de quién soy para pensar en esa criatura. El duelo fue fácil, por ser puro instinto. Y la conclusión fue más hermosa.
Así que hoy he decidido celebrar la nueva vida invitando a cenar a una de mis dos mejores amigas a unos gambones a la plancha con un delicioso vino. Cosas que realmente merecen la pena.

15 oct. 2011

Katanita emoticón


Per a K. Pequeñita, finalment vaig trobar l'emoticó ;-) Utilitza-la hui amb totes les seus dimensions a la manifestació del 15-O.

13 oct. 2011

Taiko Katana


Per a K. Per a katanear. Ahí està tot el foc del Japó samurai discret, que quan ix el fa amb una força increïble. I ahí a on els veus, la percusió Taiko té una técnica molt sofisticada i requereix anys i anys d'estudi.

Fragmentos luminosos LXXXIX

 
Cultivar II

A raíz de una pregunta que me hicieron los de 2º de la ESO en Educación para la Ciudadanía sobre si la palabra "Cultura" y "Culturismo" significan los mismo en origen, comencé a adentrarme más en el término latín "Cultus".
Porque, a su vez, "Cultivar" también contiene esa misma raíz. Así como también la palabra "Culto" en el sentido connotativo de adoración a la divinidad. 
Si "Cultura", "Culturismo", Cultivar" y practicar el "culto" tienen la misma raíz en su origen, la reflexión comienza a tornarse interesante. 
"Cultus" significa "cuidado, veneración, devoción". En este sentido, el derivado de practicar el culto es prácticamente algo lógico. Ahora bien, ¿qué tiene que ver tal término con "cultura" y "cultivar"? Cultura y cultivar van unidos en el sentido de que adquirir cultura es una forma de cultivarse. O sea, que ambos términos hacen referencia a un mismo hecho, que tiene que ver con el quehacer del ser humano de cara al jardín, la plantación.
Nosotros podríamos de forma intuitiva realizar tal relación. Ahora bien, les pregunto ¿cómo entendemos hoy día el término cultivar? ¿Cómo transmitimos a los alumnos aquello que tienen que hacer para cultivarse?
Inmediatamente, como si se tratase de un concepto cultural interpuesto entre nosotros y el jardín, nos viene a la mente el hecho de que cultivar es una forma de practicar la veneración, la devoción y el cuidado paciente con el fin de recoger, en un futuro, unos frutos del jardín que cultivamos. El hecho de estudiar enseñamos sea para algo, para recoger en un futuro ese título que nos permitirá capitalizar los años de devoción, veneración y cuidado paciente. Y este título expresará, de cara al mundo laboral, aquello por lo que hemos estado años trabajando.
Es decir, asociamos inmediatamente el hecho de cultivar y cultivarse con el fin de la recogida de los frutos. 
Ahora bien, yo les pregunto, ¿qué sucede si, tras años de cultivo, uno no acaba recogiendo fruto alguno? Es decir, ni acaba por tener títulos ni por capitalizar materialmente los años de devoción. Inmediatamente la tragedia se suma al pensamiento. Y se asocia a sentimientos de pena y compasión por la víctima de tales eventos vitales.
Con esto quiero decir que, si tan sólo entendemos el término "cultivar" en base a los fines de recolecta, y en tanto que existen altas probabilidades de que la cosecha nos salga fallida porque no depende tan sólo del control del sujeto, quedamos inmediatamente vencidos por la incertidumbre, el caos y el azar al que estamos sometidos diariamente.
Sin embargo, existen otras formas de plantear el cultivo, que también están en el término del latín antiguo "Colere" (honor, aprecio), y que parece que la historia de nuestra cultura ha dejado a un lado. ¿No podríamos pensar que cultivar o cultivarse, como tarea y no en base a sus frutos, puede tener un valor personal de dignidad -en tanto honor- y aprecio a lo que se hace a uno mismo y a otros? Es decir, ¿no podríamos tratar, como hace la cultura japonesa, el jardín como quehacer y no como finalidad? ¿Qué es más importante, venerar, cuidar y mostrar devoción en base a las naranjas que yo recoja de mi naranjo o en base al hecho de que cada día a mi naranjo lo trato con la máxima veneración, cuidado y devoción que puedo ofrecerle, me dé o no naranjas?
Piénsenlo, porque en ocasiones estudiamos sólo para aprobar, y no por el hecho de hacernos más hermosos -virtuosos, honrados-. También es en base a la relación que tengamos con el cultivo como creo pensamos las relaciones humanas. Cualquier persona que tenga un hijo comprende los términos de dedicación, cuidado y devoción como tarea, no como fin. Pero esto ya es tema de otro ensayo.

12 oct. 2011

Fragmentos luminosos LXXXVIII


Cultivar

No respiramos polvo, ni dormimos en casas de adobe frágiles. No cazamos para comer, ni necesitamos buscar las ramas secas para hacer una hoguera que nos caliente. No tenemos más callos en los pies que los del calzado incómodo que elegimos. La carne de las carnicerías no está llena de moscas, ni los gatos pretenden comerse en el descuido las mollejas. No bebemos agua llena de bacterias diarreicas, ni conducimos carreteras de un asfalto datado de un siglo ha. No usamos cuchillos para apuñalarnos, ni vivimos bajo el yugo de gobernantes autoritarios.
Que no les vendan sólo la historia de que somos esa sociedad de sabios que creó el pensamiento en la Antigua Grecia. Porque también somos la sociedad que inventó de forma novedosa y por ocio la tragedia. Por eso nos quejamos. Porque no sabemos cultivar, sí, porque ni cultivamos ni nos cultivamos. [Cultivar, del latín  moderno "Cultus", es decir, "cuidado, veneración, devoción". A su vez, palabra derivada del latín antiguo "Colere", es decir, "honor, aprecio"].

Historias para Minerva XV

 
Minerva y su piscina de colores

Hoy soñé contigo, mi pequeña Minerva. Estabas con tu mami y tus abuelos en la antigua casa que teníamos en la playa, frente al mar, en un pueblecito cerca de Campoamor. Parecíais estar viviendo todos esos bellos momentos que allí vivimos tu madre y yo cuando éramos pequeñas. ¡Cuántos juegos y travesuras hicimos en esas tierras! Desde la casa de madera que construimos en una higuera -en la que más que otra cosa, acabábamos con las manos y las piernas llenas de astillas-, hasta los largas exploraciones en bicicleta lanzándonos alocadas por las inmensas cuestas de los terrenos. Comprendías cómo tu madre y yo nos queremos tanto, y nos llamamos mucho más que hermanas. Porque tú lo estabas viviendo.
Me esperábais. Yo llegaba desde Elche. Mi vehículo era una piscina Toy hinchable llena de agua y con ruedas. Tenía que atravesar una autovía con mucho tráfico de coches último modelo con carcasas de hierro muy fuertes. Sin embargo, mi piscina era imbatible, porque era flexible -o al menos así lo pensaba yo-. Llegando a la casa de la playa, comenzó a perseguirme un camión gigante. Pero mi piscina Toy hinchable corría más que él. Llegados a un punto, apareció la inmensa cuesta del pueblecito por la que tantas veces tu mami y yo nos hemos lanzado sin miedo con la bicicleta. Frente a tal cuesta, sentí mucho miedo. Pero el camión me perseguía, y yo tenía que llegar a ti. Así que me lancé como una posesa sin pensarlo dos veces. Y comencé a sentir esa sensación de vacío en el estómago. Como cuando uno se lanza al vacío. Esa sensación que parece mostrar tu cara cuando te cogemos y no sientes la seguridad de los brazos aferrados y piensas que vas a caerte. Sin embargo, la sensación se convirtió en un placer inmenso. Me estaba precipitando, podía morir, pero sentía la calma de que, si moría, al menos lo habría hecho luchando por llegar a verte.
Atravesé la cuesta. El camión quedó atrás rezagado. Sabía que justo después de la cuesta estaba nuestra casa. Aparqué la piscina Toy hinchable, despeinada. Y llegué a la terraza frente al mar. 
Allí estábais, tu mami, los abuelitos y los viejos vecinos de la finca. Tú tenías 4 años. Cuando abrí la verja, viniste corriendo hacia mí. "¡Tía!", gritabas llena de emoción. "Ven y juega conmigo". Me cogiste de la mano y me llevaste a la otra terraza. 
Allí estaba tu piscina Toy hinchable, como la mía con ruedas, llena de agua de colores y pinturas. "¿Nos damos un baño, por fa?" -me dijiste-. Nos desnudamos, sin bañador, con la máxima libertad de la naturaleza infantil, y comenzamos a chapotear en el agua de colores vivos hasta que nuestras pieles se convirtieron en hermosos cuadros. Entonces te acercaste a mí, con tus dedos, y me dijiste. "¡Espera, tía! Te falta más rojo". Pusiste tu mano donde está mi corazón y me lo pintaste de un rojo carmesí intenso. Tuve la sensación de que mi corazón volvía a latir lleno de un amor único.
¡Qué hermoso sueño, Minerva!

10 oct. 2011

Danza de los Tshwane


Preparando una clase de antropología me he encontrado esta danza de los Tshwane (Sudáfrica) ¡Uau! ¡Qué ritmo más ancestral y delicado a un tiempo! Disfrútenlo.

9 oct. 2011

El profesor de filosofía


Dicho popular encontrado en un libro de autoestima. ¡Cosas de los profesores de filosofía!

Un profesor en su clase de Filosofía, sin decir palabra, cogió un frasco grande y vacío de mayonesa y lo llenó con pelotas de golf.
Luego preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos estuvieron de acuerdo en decir que sí.
De nuevo, sin decir nada, el profesor cogió una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos volvieron a decir que sí.
Luego… el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todos los espacios vacíos, y el profesor preguntó nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un ‘sí’ unánime.
El profesor enseguida agregó dos tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes reían en esta ocasión. Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo: ‘QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA LA VIDA’.
Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos… Son cosas que, aun si todo lo demás lo perdiéramos y sólo éstas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas.
Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa, el coche, etc.
La arena es todo lo demás… las pequeñas cosas.
‘Si ponemos primero la arena en el frasco, no habría espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida’.
Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes.
Presta atención a las cosas que son cruciales. Juega con tus hijos, dedica tiempo a revisar tu salud, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favoritos, siempre quedará tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua.
Ocúpate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan.
Establece tus prioridades, el resto es sólo arena…
Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café.
El profesor sonrió y dijo: ‘Qué bueno que me hagas esta pregunta… Sólo es para demostraros que no importa cuán ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo.’

"Delacroix (1798-1863)". CaixaForum Madrid



A partir del 19 de octubre, el CaixaForum de Madrid inaugura la exposición Delacroix (1798-1863). En ella se mostrarán 144 obras del pintor francés trantando de hacer una retrospectiva de su obra. Entre las obras, se puede disfrutar de uno de mis cuadros favoritos del pintor, su bellísimo y poético lienzo sitiado en el Museo del Louvre, Las mujeres de Argel en su apartamento, que ha sido prestado de forma muy excepcional, dado que no lo suelen dejar viajar.
Estamos frente a un pintor clave dentro del Romanticismo francés, así como fundamental para la construcción del viaje romántico a Oriente -de donde nació el cuadro citado-. Un pintor que pasó, en su viaje a Marruecos y Argel, por nuestro país, que quedó deslumbrado por la belleza de Mallorca y Andalucía, y que ahora regresa como si se hubiesen conjurado los hilos de Ariadna.
Les puedo asegurar que uno de los años de la vida en los que los sábados fueron muy hermosos, fue el que dediqué a visitar en la mañana de tal día cada semana las obras de Delacroix en el Louvre, detalle por detalle, pincelada a pincelada, para poder realizar la parte dedicada a él en la tesis doctoral.
¡Qué gran felicidad tenerlo tan cerca de nuevo!

Fragmentos luminosos LXXXVII


Lección XIV para una samurai

El bebé es puro instinto. Su vida queda atravesada por la necesidad. Cada tres horas desea comer, y, si su deseo no es satisfecho de inmediato, lo convierte en una tragedia. No entiende de la espera. Es decir, no comprende que es la espera la que le lleva a una leche calentita más deliciosa.
El adulto también es instinto. Su vida queda atravesada por la necesidad. Cada cinco horas desea comer. Sin embargo, con hambre, es capaz de elaborar su alimento, porque proyecta hacia el futuro y entiende que en esa elaboración es donde se halla la calidad. Es más, puede, incluso con hambre, elaborar el alimento para otros, ya que comprende que, en la espera, es posible asegurar no sólo su supervivencia, sino la de los que reconoce como de su comunidad.

Es ahí donde se halla la sabiduría. En recorrer el camino que lleva a no desear satisfacer de inmediato el deseo, sino a sublimarlo en pos del tiempo que sea necesario como para luchar por un futuro más hermoso. Esto es, los actos del adulto sabio no están guiados por su instinto, sino por la confianza. Esa confianza a ciegas en aquello que cree es lo que tendrá más calidad para su deseo y el de los seres que reconoce como de su comunidad.

8 oct. 2011

Fragmentos luminosos LXXXVI

 
 
¡Silénciate, Eco!

A la orilla del mar, frente a un acantilado, solemos cuestionar a Poseidón sobre las razones del tono de color del mar de invierno, o incluso cómo hacen los peces tropicales para seguir brillando cuando surca el océano un petrolero. 
Y es a la orilla del mar, frente a un acantilado, esperando un silencio, donde el eco brinda demasiadas respuestas. Derroca la tarde como ápice de arena vítrea que cubriese el sol.

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford


Me ha impresionado el discurso de Steve Jobs. Aquí les dejo la traducción del mismo, y les remarco aquello que me ha dejado sin palabras. Brindo por él, allá donde se encuentre.

Discurso que Steve Jobs, CEO de Apple Computer y de Pixar Animation Studios, dictó el 12 de Junio de 2005 en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford.

“Tienen que encontrar eso que aman”

Me siento honrado de estar con ustedes hoy en su ceremonia de graduación en una de las mejores universidades del mundo. Yo nunca me gradué de una universidad. La verdad sea dicha, esto es lo más cerca que he estado de una graduación. Hoy deseo contarles tres historias de mi vida. Eso es. No es gran cosa. Sólo tres historias.
La primera historia se trata de conectar los puntos
Me retiré del Reed College después de los primeros 6 meses y seguí yendo de modo intermitente otros 18 meses o más antes de renunciar de verdad. Entonces ¿por qué me retiré? Comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era joven, estudiante de universidad graduada, soltera, y decidió darme en adopción. Ella creía firmemente que debía ser adoptado por estudiantes graduados. Por lo tanto, todo estaba arreglado para que apenas naciera fuera adoptado por un abogado y su esposa; salvo que cuando nací, decidieron en el último minuto que en realidad deseaban una niña. De ese modo, mis padres que estaban en lista de espera, recibieron una llamada en medio de la noche
preguntándoles: “Tenemos un niño no deseado; ¿lo quieren?”. Ellos dijeron “Por supuesto”.
Posteriormente, mi madre biológica se enteró que mi madre nunca se había graduado de una universidad y que mi padre nunca se había graduado de la enseñanza media. Se negó a firmar los papeles de adopción definitivos. Sólo cambió de parecer unos meses más tarde cuando mis padres prometieron que algún día yo iría a la universidad.
Luego a los 17 años fui a la universidad. Sin embargo, ingenuamente elegí una universidad casi tan cara como Stanford y todos los ahorros de mis padres de clase obrera fueron gastados en mí matrícula. Después de 6 meses yo no era capaz de apreciar el valor de lo anterior. No tenía idea de lo que quería hacer con mi vida y no tenía idea de la manera en que la universidad me iba a ayudar a deducirlo. Y aquí estaba yo, gastando todo el dinero que mis padres habían ahorrado durante toda su vida. Así que decidí retirarme y confiar en que todo iba a resultar bien. Fue bastante aterrador en ese momento, pero mirando hacia atrás fue una de las mejores decisiones que tomé. Apenas me retiré, pude dejar de asistir a las clases obligatorias que no me interesaban y comencé a asistir irregularmente a las que se veían interesantes.
No todo fue romántico. No tenía dormitorio, dormía en el piso de los dormitorios de amigos, llevaba botellas de Coca Cola a los depósitos de 5 centavos para comprar comida y caminaba 11 kilómetros, cruzando la ciudad todos los domingos en la noche para conseguir una buena comida a la semana en el templo Hare Krishna. Me encantaba. La mayor parte de las cosas con que tropecé siguiendo mi curiosidad e intuición resultaron ser inestimables posteriormente. Les doy un ejemplo: en ese tiempo Reed College ofrecía quizás la mejor instrucción en caligrafía del país. Todos los afiches, todas las etiquetas de todos los cajones estaban bellamente escritos en caligrafía a mano en todo el campus. Debido a que me había retirado y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar una clase de caligrafía para aprender. Aprendí de los tipos serif y san serif, de la variación de la cantidad de espacio entre las distintas combinaciones de letras, de lo que hace que la gran tipografía sea lo que
es. Fue hermoso, histórico, artísticamente sutil de una manera en que la ciencia no logra capturar, y lo encontré fascinante.
Nada de esto tenía incluso una esperanza de aplicación práctica en mi vida. No obstante, diez años después, cuando estaba diseñando la primera computadora Macintosh, todo tuvo sentido para mí. Y todo lo diseñamos en la Mac. Fue el primer ordenador con una bella tipografía. Si nunca hubiera asistido a ese único curso en la universidad, el Mac nunca habría tenido tipos múltiples o fuentes proporcionalmente espaciadas. Además, puesto que Windows sólo copió la Mac, es probable que ningún ordenador la tendría. Si nunca me hubiera retirado, nunca habría asistido a esa clase de caligrafía, y los ordenadores personales no tendrían la maravillosa tipografía que tienen. Por supuesto era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad. Sin embargo, fue muy, muy claro mirando hacia el pasado diez años después.
Reitero, no pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida.

La segunda historia es sobre amor y pérdida
Yo fui afortunado – descubrí lo que amaba hacer temprano en la vida. Woz y yo comenzamos Apple en el garage de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en 10 años Apple había crecido a partir de nosotros dos en un garage, transformándose en una compañía de US$2 mil millones con más de 4.000 empleados. Recién habíamos presentado nuestra más grandiosa creación – la Macintosh – un año antes y yo recién había cumplido los 30. Y luego me despidieron. ¿Cómo te pueden despedir de una compañía que comenzaste? Bien, debido al crecimiento de Apple contratamos a alguien que pensé que era muy talentoso para dirigir la compañía conmigo, los primeros años las cosas marcharon bien. Sin embargo, nuestras visiones del futuro empezaron a desviarse y finalmente tuvimos un tropiezo. Cuando ocurrió, la Junta del Directorio lo respaldó a él. De ese modo a los 30 años estaba afuera. Y muy publicitadamente fuera. Había desaparecido aquello que había sido el centro de toda mi vida adulta, fue devastador.
Por unos cuantos meses, realmente no supe qué hacer. Sentía que había decepcionado a la generación anterior de empresarios – que había dejado caer el testimonio cuando me lo estaban pasando. Me encontré con David Packard y Bob Noyce e intenté disculparme por haberlo echado a perder tan estrepitosamente. Fue un absoluto fracaso público e incluso pensaba en alejarme del valle. No obstante, lentamente comencé a entender algo – Yo todavía amaba lo que hacía. El revés ocurrido con Apple no había cambiado eso ni un milímetro. Había sido rechazado, pero seguía enamorado. Y así decidí comenzar de nuevo.
En ese entonces no lo entendí, pero sucedió que ser despedido de Apple fue lo mejor que podía haberme pasado. La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la liviandad de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, comencé una compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa. Pixar continuó y creó la primera película en el mundo animada por computadora, Toy Story, y ahora es el estudio de animación más exitoso a nivel mundial. En un notable giro de los hechos, Apple compró NeXT, regresé a Apple y la tecnología que desarrollamos en NeXT constituye el corazón del actual renacimiento de Apple. Además, con Laurene tenemos una maravillosa familia. Estoy muy seguro de que nada de esto habría sucedido si no me hubiesen despedido de Apple. Fue una amarga medicina, pero creo que el paciente la necesitaba. En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.

La tercera historia es sobre la muerte
Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.
Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso – todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón.
Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un scanner a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los tres a seis meses. Mi doctor me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para la muerte.
Significa intentar decirle a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, decirlo en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte.
Viví con ese diagnóstico todo el día. Luego al atardecer me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja mi páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien.Fue lo más cercano que he estado a la muerte y espero que sea lo más cercano por unas cuantas décadas más. Al haber vivido esa experiencia, puedo contarla con un poco más de certeza que cuando la muerte era un útil pero puramente intelectual concepto:
Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la Muerte es muy probable que sea la mejor invención de la Vida. Es el agente de cambio de la Vida. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo. Ahora mismo, ustedes son lo nuevo, pero algún día, no muy lejano, gradualmente ustedes serán viejos y serán eliminados. Lamento ser tan trágico, pero es muy cierto.
Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario.
Cuando era joven, había una asombrosa publicación llamada The Whole Earth Catalog, que era una de las biblias de mi generación. Fue creada por un tipo llamado Steward Brand no muy lejos de aquí en Menlo Park, y la creó con un toque poético. Fue a fines de los 60, antes de las computadoras personales y de la edición mediante microcomputadoras, por lo tanto, en su totalidad estaba editada usando máquinas de escribir, tijeras y cámaras polaroid. Era un tipo de Google en formato de edición económica, 35 años antes de que apareciera Google: era idealista y rebosante de hermosas herramientas y grandes
conceptos.
Steward y su equipo publicaron varias ediciones del The Whole Earth Catalog, y luego cuando seguía su curso normal, publicaron la última edición. Fue a mediados de los 70 y yo tenía la edad de ustedes. En la tapa trasera de la última edición, había una fotografía de una carretera en el campo temprano en la mañana, similar a una en que estarían haciendo dedo si fueran así de aventureros. Debajo de la foto decía: “Manténganse hambrientos. Manténganse alocados”. Fue su mensaje de despedida al finalizar. Manténganse hambrientos. Manténganse alocados. Siempre he deseado eso para mí. Y ahora, cuando se gradúan para empezar de nuevo, es lo que deseo para ustedes. Permanezcan hambrientos. Permanezcan alocados.
Muchas gracias.

Javier Moscoso. "Historia del dolor".

 

Todavía recuerdo aquella primera clase en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia con Javier Moscoso en la asignatura Historia de la ciencia. Corría el año 1999. Una servidora acababa de hacer un bachillerato científico-técnico en Albacete. Eso significan años de ciencia y más ciencia. Y en una mañana, a las 9 de un lunes de septiembre, Javier Moscoso nos leyó un fragmento del Marqués de Sade, un ilustrado. Todos los años de ciencia se quebraron. La ciencia era mucho más que fórmulas, sino las ideas del mundo que estaban detrás de esas fórmulas. 
Desde ese momento, he sido fiel seguidora de sus clases y escritos. Lo considero uno de los grandes intelectuales del panorama filosófico español. El gran impacto fue su libro Materialismo y religión. Ciencias de la vida en la Europa ilustrada.
Y hoy apenas acabo de conocer su publicación Historia cultural del dolor. Todavía no lo he leído. No puedo decirles nada. Sólo que doy fe de antemano, por mi lealtad a su intelecto, que será un libro que marcará su visión del dolor de forma radical.
Años después, concretamente este verano, pude conocerlo como persona, como padre ocupado de su hijo, como marido, como gran corazón. Por lo que la lealtad a su persona se une a la lealtad a su intelecto. Se lo recomiendo vivamente.

6 oct. 2011

3 oct. 2011

Llevan Razón


Llevan Razón. Si éste es el futuro de España, con unos conservadores fotografiados al estilo rockero, en los que la única mujer emprendedora es la que sabe hacer pasteles, se muestra en pose heterosexual y lleva un vestido tapado hasta el cuello con media manga para no enseñar los brazos, sí, entonces lo mejor es emigrar.

2 oct. 2011

Fragmentos luminosos LXXXV



Lección XIII para una samurai

Que las energías del corazón y del sexo salgan fuera. Ellas habitan de forma más equilibrada cuando son expresadas. Un beso, un cortejo de amor o una pintura impulsiva.

1 oct. 2011

Fragmentos luminosos LXXXIV


El oso panda y el huevo

Relato de Marta M. P. redactado por una servidora

Un oso panda y un huevo se encuentran en el camino. Se paran, se miran, el oso panda se acerca al huevo, lo observa, lo huele, y desean ser amigos. Ontológicamente, el huevo es más frágil. Un pequeño golpe puede acabar hundiendo toda su estructura. El panda, sin embargo, es más fuerte. Una rotura de pierna no le supone más que una pequeña fisura estructural. El panda es un ser juguetón y posee unas zarpas grandes. Mientras que el huevo es delicado y selectivo con sus movimientos. El huevo, fisiológicamente, guarda lo más preciado en su interior. Es un ser hecho hacia la sustancia, la cual protege con una cáscara por miedo a los ataques externos. El panda, por contra, no tiene capas. Está toda su esencia distribuida en cada parte de su cuerpo. El panda es ruidoso. El huevo silencioso. El huevo tranquilo. El panda juguetón.
Desean ser amigos. Pero el huevo tiene miedo a que el panda, de un zarpazo, rompa su cáscara. Y el panda, que desea mimar al huevo y acceder a su interior, acaba frustrado porque el huevo no abre sus cascarita. 
Llegado un momento, el panda entiende que el huevo es ontológicamente diferente a él. Así pues, decide dirigir sus estrategias para dar confianza al huevo y que éste sienta que con el panda no se va a romper. Para ello, el panda se apunta de aprendiz al circo y se enseña a hacer malabarismos. Pero al huevo, que ya anda un tanto quebrado por su vida pasada, le puede más el miedo, que no le deja ver que el panda ya sabe hacer malabarismos. 
El huevo, con el trabajo que le cuesta cerrar sus fisuritas de cáscara, sigue teniendo miedo. Sin embargo, también se apunta a otro circo para aprender a hacer equilibrismos aptos para huevos. Pero el panda, que acostumbra a la vida mamífera, no es capaz de ver que el huevo ya sabe hacer sus equilibrismos.
No obstante, continúan el huevo y el panda. Son ciegos actores que intuitivamente caminan hacia la amistad. Pero sólo la conseguiran el día en que sepan apreciar mútuamente las luchas de ambos por ese bien tan preciado.
Moraleja: Escuchar y ser escuchado es la forma de convivir en la diferencia.

Arctic Monkeys