27 nov. 2014

Fragmentos mamíferos LVI


Pedalear

Todo vuelve a su lugar. Qué hermosa sensación. El viento cesa. La lluvia es indiferente. El pedaleo de la bici se torna constante, rítmico. Hay algo de hermoso en el pedaleo de la bici. Con ella sabemos el estado interior de la persona. Cuando en un mes una rompe dos pedales, algo se está forzando. Y los que vienen de frente acelerados o contemplando el paisaje. O los que te adelantan y luego han de reducir porque no pueden con su piel. Quizás es eso. Poder encontrar ese ritmo constante que esté en armonía con tu cuerpo, el cuerpo de la bici, el estado del tiempo y el día que te espera. Ser sin gastar más energía de la que se tiene. Estar sin pararse del todo. Eso es la vida, sí.

26 nov. 2014

Dona pren la nit. 25 noviembre 2014



Anoche tuvimos la oportunidad una vez más las mujeres de tomar la voz pública para manifestar nuestro desacuerdo contra la violencia ejercida sobre la mujer. Por primera vez en Elche se organiza el Dona pren la nit, siguiendo recorrido simbólicos por lugares en los que por la existencia de la violencia nos cuesta entrar de noche. No al miedo. No al maltrato. No al sistema patriarcal.
Aquí les dejo el manifiesto.

"Hace mucho que estamos hartas de vivir las más variadas formas de violencias machistas. De ver crecer las cifras de los casos más fatídicos de esas violencias. De tener cuerpos regulados y nuestros derechos recortados. Hace mucho que estamos hartas de vivir las calles como un territorio de riesgo. De tener que lidiar con innumerables situaciones en las que somos blanco de atención no deseada, de silbidos, comentarios, insultos, “piropos”, miradas, palpadas... Estamos hartas de escuchar justificaciones. De ser responsabilizadas de esas violencias. De que nos digan que, por no haber denunciado, fuimos víctimas. De ser victimizadas. De denunciar y tener nuestras palabras puestas en tela de juicio.Estamos hartas de que nos digan que debemos evitar salir solas, que tenemos que cuidar nuestra forma de vestirnos, que no bebamos demasiado, que tenemos que “darnos el respeto”, que no le hagamos caso a ese acoso sexual cotidiano porque, al final, “es normal”.
La estrategia del sistema heteropatriarcal es crear miedo y hacer que la “culpa” de las agresiones recaiga sobre las mujeres. Pero de esas constantes agresiones machistas, ¡ya estamos hartas! Por eso decidimos tomar las calles y las noches, gritar, hacer ruido y decir ¡basta!
El Toma La Noche es una manifestación lúdico-reivindicativa en la que todas las personas que nos definimos como mujeres y/o se nos identifica como tales ocupamos las calles y las noches, exigiendo espacios y cuerpos libres de violencias.
Nuestro objetivo es visibilizar las distintas formas de violencias que sufrimos nosotras. Violencias que van desde el naturalizado piropo hasta agresiones físicas y con las que tenemos que lidiar cotidianamente. Queremos visibilizar que el sistema nos ha dividido en buenas y malas mujeres, en santas y putas, penalizando a las que salimos de las normas. Lo hace regulando nuestros cuerpos y nuestras sexualidades, con leyes como la que prohíbe el aborto. Lo hace regulando los espacios, con normas como la ordenanza contra la prostitución del Ayuntamiento de Valencia, que refuerza la criminalización de las personas trabajadoras sexuales; legitima la violencia institucional contra todas las que nos definimos y/o se nos identifica como mujeres; impide el derecho de libre circulación y tránsito; nos impone mandatos de género: pautas de comportamiento, forma de vestir, de manifestar nuestras sexualidades...
Tomamos las noches y las calles para tomar/reivindicar/recuperar/exigir nuestro derecho a vivir sin miedo; a ocupar las calles cuando bien queramos, solas o acompañadas; a vivir nuestras sexualidades como nos de la gana; a ser putas, bolleras, gordas, viejas, peludas... o no; a abortar o no.
Tomamos las noches y las calles para cuestionar la cosificación de nuestros cuerpos de mujeres. Para cuestionar la imagen corriente de mujeres complacientes y sumisas que el heteropatriarcado nos impone y que alimenta y justifica las violencias hacia nosotras.
Tomamos las noches y las calles porque ¡si nos tocan a una, nos tocan a todas!
¡Juntas, sin miedo!"

23 nov. 2014

Fragmentos mamíferos LV

 
Mamá

Hay algo mágico en los niños. Consiguen alcanzar a extraer de los adultos los mejores sentimientos. El amor más cálido, que no abrasa. La capacidad de juego. El regreso a la sonrisa inocente. Hay algo hermoso en veros, Minerva, mamá. Hay algo muy bello en verte, madre, saltar de nuevo a la comba, a tus cincuenta y tantos, cantando esas canciones de tu época. Y ver tus ojos tan brillantes. Tu risa traviesa. Y recordar quizás no de forma consciente, pero sí desde la memoria sensitiva, todas las veces que has jugado también a saltar a la comba con mi hermana y conmigo. Gracias de corazón. Te quiero con toda mi alma.

Fragmentos mamíferos LIV



3 weeks left

Abres los ojos. Estás en una maraña, quizás enredada en un lugar que sabes tiene salida, que sabes que el tiempo deshará. La sed de vivirlo todo, de hacerlo todo, en ocasiones lleva a callejones a los que no se les ve salida. Te pierdes entre tantas fechas, tareas, compromisos. Te preguntas constantemente qué hago aquí. Es esto lo que quiero. Cómo he llegado a tal cantidad de estrés. 
Y conoces la respuesta. Sabes que has llegado ahí porque tras años de vivir sin fuerza por una enfermedad, ahora la has recuperado. Sabes que la vida es tan breve que en cualquier instante se puede perder. O que en cualquier instante el cuerpo puede postrarte. Y sabes que te has dejado llevar sin barreras, sin límites, disfrutando de cada cosa que la sed del corazón te decía.
Has pasado de un extremo al otro. Pero este extremo desgasta tanto que sabes que el cuerpo acelerará el momento de pararte. 
Sabes que vivir como si la fuerza fuese infinita es una falacia. Y buscas el equilibrio. Ahora, desde dentro, entre tanta maraña de fechas, tareas, compromisos, buscas un imposible. Primero has de encontrar la salida. Y luego, cuando sientas que es el lugar de pararse, pararte.

22 nov. 2014

XII Congreso sobre violencia de la mujer. Alicante. 19 y 20 denoviembre 2014. 2ª parte



El día 20 de noviembre en el XII Congreso sobre violencia contra la mujer se trataron temas muy diversos e interesantes. A mí personalmente me interesaron dos ponentes que dedicaron tiempo a desmontar el mito romántico del amor -que también tiene relación con el mito platónico del amor- y a relacionar éste con relaciones de poder que pueden implicar violencia. Charo Altable, licenciada en historia y maestra de psicología terapéutica, estableció las bases de relación entre amor romántico y violencia de género. A fin de cuentas, vivir en una irrealidad a la espera de que el amor del otro te salve y que el amor de uno salve al otro, vivir de las ideas que tenemos del otro y de las proyecciones de nuestras necesidades que le hacemos, nos lleva a que evidentemente como el otro no se comporta según lo esperado, se establezcan relaciones de intento de dominación en las personas que tienen el germen de la violencia real o simbólica dentro de sí.
Por otro lado, la gran Ana Rubio Castro, profesora de filosofía del derecho en la Universidad de Granada, hizo un desglose de la sociedad en la que, a raíz de la aparición de la ley sobre la violencia de género en 2004, la clase política se acaba por desentender del problema social, ya que piensan que dando leyes, quien no denuncia es responsable de sus malos tratos o de su muerte. Sin embargo, la responsabilidad social, la influencia de los medios de comunicación en la educación de las nuevas generaciones y la influencia de nuestros modelos patriarcales son los que hacen que se produzcan estereotipos basados en la dominación.
También fue interesante la ponencia de Pilar López, periodista y doctora en periodismo, sobre las leyes incumplidas que controlan la creación de estereotipos en los medios de comunicación 

19 nov. 2014

XII Congreso sobre violencia de la mujer. Alicante. 19 y 20 denoviembre 2014


Hoy y mañana está teniendo lugar en el auditorio de la diputación de Alicante el XII Congreso sobre violencia de la mujer. Cerca de mil personas asistimos a él, profesionales de diferentes áreas. El congreso arrancó esta mañana con la ponencia de Mª Ángeles Carmona, Presidenta del Observatorio de Violencia de género del CGPJ. En ella se debatió la ley del 2004 sobre violencia de género y las modificaciones en favor de las víctimas de violencia machista que se le están haciendo. 
La sesión de la mañana fue cerrada por la conferencia de mi bienamada Inés Alberdi, Catedrática de Sociología en la Facultada de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. Inés, tan sabia como siempre y tan fina en sus análisis, desmontó el eje de una sociedad en la que la educación a través de los medios de comunicación hace reproducir estereotipos sociales de género que impiden salir del círculo de la violencia. Veremos mañana qué nos espera. 



17 nov. 2014

Fragmentos mamíferos LIII

 
Generosidad

Dejarse hacer no es fácil. Es un camino de lucha personal contra la losa del miedo humano de quedarse desnudo frente al otro. Todos tenemos miedo al desnudo, porque nos sentimos frágiles, sin las cientos de capas y mecanismos de defensa que hemos elaborado para protegernos. Y eso, efectivamente, nos aterra, porque pensamos que podemos ser abusados. Sin embargo, al abrirse es difícil que otro te agravie, porque por una parte no existen tantos seres humanos con tal maldad perversa en su corazón, y por otra parte porque normalmente al darte el otro comprende el gesto generoso que le lleva a cuidarte. 
Dejarse hacer no es fácil, también porque nos rompe el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos. Al final con el camino de la vida -y como un mecanismo de defensa más- acabamos por pensar que somos así o asá. Pero el enfrentarnos en el desnudo al otro nos lleva a darnos cuenta de que no somos tan así o asá, sino que también de aquella o aquella otra forma. Y negociar el autoconcepto no es fácil, sobre todo cuando uno se concibe como fuerte y guerrero o luchador y tiene que sentirse, en el abrirse, frágil, indefenso y sobre todo expuesto al riesgo y la incertidumbre.
Por ello, por toda esta negociación que debe hacer uno consigo mismo, cuando uno se abre y se deja hacer, está teniendo uno de los gestos de generosidad más sublimes, porque permite al otro que entre en lugares donde normalmente a nadie dejamos entrar.
Sin embargo, resulta necesario para el equilibrio personal tanto el abrirse a dar como el abrirse a recibir -al menos según la teoría del Yin y el Yang de la que parto-. Cada movimiento en Tai Chi, por ejemplo, tiene su fuerza Yang y su fuerza Yin, su brazo y pierna Yang y su brazo y pierna Yin, su lleno y su vacío.
En principio parece complejo. Pero todo es más sencillo. Es cuestión de confianza. Primero de confianza en uno mismo -total, los mecanismos de defensa están ahí y si algún día se tienen que hacer servir, no tendrán problema en salir rápidamente- y de confianza en el otro. Si no tenemos esa confianza con nosotros mismos seguiremos navegando nuestro pequeño mar de inseguridades. Y si no tenemos confianza en el otro, no podrá haber ser humano que nos llegue a amar en un sentido verdadero y profundo de la palabra.

Fragmentos mamíferos LII



Oxitocina

Es como una ensoñación, como esos lugares que se visitan en el instante primero del sueño. Sensitiva, sensorial, sensual. Es como una borrachera a los sentidos que los llena, los viaja, los sugiere, los incita. Es como toda borrachera: hermosamente placentera mientras dura, placentera en el recuerdo y con su periodo de resaca física y emocional. La borrachera no es más que un ataque de viento que hace quebrar o perder el centro. Sin embargo, la oxitocina es diferente: ella es bella, tranquila, dulce. Haciéndote volar, no arrebata el centro, sino que te va enraizando poco a poco más, sin que apenas te percates y sin apenas poder hacer nada por remediarlo.

10 nov. 2014

La decepción democrática del 9N



Esto es un país de traca. Ayer acabé bastante decepcionada con el proceso del referéndum en Cataluña. La verdad es que me esperaba algo más serio. De hecho, estaba muy ilusionada. Hacer un referéndum para mí merece grandes respetos, porque, junto a las votaciones para elegir gobierno, es una de las herramientas democráticas por excelencia, ya que se pregunta la opinión sobre un asunto importante al pueblo. Hasta ayer el gobierno catalán me merecía también gran respeto con la afirmación de la realización del proceso de consulta a su pueblo, incluso aunque España lo declarara anticonstitucional. Pero, claro, cuando uno ve lo torpemente que se ha manejado el proceso, sin un censo real, metiendo en las votaciones a menores de edad, etc., al final acaba por concluir que en el fondo el gobierno catalán está utilizando una herramienta democrática para hacer uso populista y demagógico en favor de su partido. Me recordaba a cuando estuve en el Yemen en las elecciones del 2006. Menores votando, niños, gente sin identificar que también votaba. ¡En fin, un proceso bananero! A ver si se toman de una vez la democracia en serio los políticos y dejan de insultar a su pueblo con procesos bananeros. Serio fue lo que hicieron en Escocia, por ejemplo.

9 nov. 2014

Fragmentos mamíferos LI


Perfume dominical

Ese olor del domingo. El olor a avena del tiempo distendido. Ese perfume de rincones vertebrados, de tiempos inolvidables, de tiempos quizás que olvidar. Las horas sensitivas. Las horas de infancia. El tiempo del recuerdo. Este lecho que podría hablar de tantas cosas: enfermedades, abortos, desamores, amores. El olor del domingo es inolvidable. Sin embargo, tan solo aparece el domingo al atardecer. Parece cada vez que el tiempo es infinito, que no acaba. Pero al final acabamos vencidos por el deseo que nos arrulla para verternos en otro ciclo más del metrónomo de la vida.

Francisco Jarauta. ¡Felicidades!

 
Un día como hoy, hace algunos años, nació Francisco Jarauta. Y en este día de su cumpleaños me gustaría dedicarle esas palabras que él ya sabe porque se las he dicho tantas veces, pero que no está demás repetir. Si puedo pensar en una persona única, con un estilo muy marcado de personalidad, gran defensor de la libertad y con gran integridad ética y moral, he de pensar en Paco. Paco es inteligente, generoso, desborda humanidad, abierto, afable, amable. Es una de esas personas con las que siempre me ha gustado especialmente salir a pasear. Un paseo con él es como una aventura. Te relata, te sugiere, siempre te para en alguna librería para regalarte un libro y, el momento que más me gusta, cuando se para frente a alguien que está pidiendo en la calle, le saluda, le mira a los ojos y le echa alguna moneda. Paco no tiene fronteras, no entiende de límites absurdos, no aboga por clases sociales ni por represiones ni reprimendas. Paco es Paco. Paco simplemente quiere y se deja querer. Quiere en un sentido amplio, casi infinito, y se deja querer de la misma forma. 
Para mí Paco siempre ha sido un gran modelo. Es una de esas personas adultas que no está quemada por la vida, que no dice "antes hacía..." y "ahora ya no hago...", que jamás te trata con un mínimo gesto de paternalismo, que sigue fresco, vivo, corriendo, correteando a su ritmo. Él tiene claro lo que no quiere ser ni hacer. Y cada día me lo imagino levantándose con el pretexto de luchar por ello. Paco me ha enseñado filosofía. Como esas guías para construir tu propio pensamiento, tu propia voz. Y si he de agradecerle a él haberme enseñado una de las cosas que más amo en esta vida, más he de hacerlo por haberme enseñado y enseñarme cada día actitudes. Es un ejemplo sin pretenderlo. Es una persona a la que si se tiene un mínimo de sensibilidad no se puede más que querer.
¡Felicidades, maestro y amigo!

7 nov. 2014

Fragmentos mamíferos L


Marta

Hace quizás 15 años escribí mi primera y única poesía para ti. Recuerdo que la tenías guardada con cariño en uno de los cajones de aquella residencia universitaria. Te sentía cerca, amiga, aunque, como quien dice, acabábamos de conocernos. Han pasado ya quizás 15 años y nuestra amistad ha ido creciendo, pasando los torbellinos, los inciensarios y toda la parafernalia de borborigmos. Y aquí estás, aquí estoy, a 20 kilómetros a veces, en otras ocasiones a más. Lo curioso es que has estado siempre ahí en los momentos clave de la biografía, y yo en los tuyos. Aquella mudanza a Madrid, tu regreso a Alicante, mi enfermedad, mi proceso maternal. Tus ojos, mis ojos, esas pequeñas arrugas que nos nacen con los años y nos hacen cada vez más nuestras, que hablan, entre otras cosas, de nuestra Historia. Y ahí estás. Qué sensación tan hermosa que da el tiempo. Saber que estás ahí. Aunque no hablemos en 40 días o aunque no nos digamos nunca lo que nos queremos. Eso es quererse, sí, pero también esto, amiga.

Tew Bunnag. X Jornadas sobre la Muerte y el Morir. Elche



Estos días se han celebrado en el Hospital del Vinalopó en Elche las X Jornadas sobre la Muerte y el Morir. En ellas ha dado una charla Tew Bunnag, maestro de Tai Chi y meditación que se dedica a acompañar a la gente que va a morir y a sus familiares o cuidadores. Un sabio con gran experiencia a nivel personal con la muerte -relataba que cuidó a su madre con Alzheimer durante siete años y a su primera mujer que murió de cáncer de mama-. A su vez, ha trabajado como acompañante en hospicios en Tailandia -su tierra natal- con enfermos de Sida y niños con enfermedades terminales. Es un señor que transmite gran sabiduría, que ha visto, ha mirado, ha pasado cada emoción y ha salido de cada experiencia más avezado. 
Tenía gran curiosidad de escucharlo en vivo y la verdad es que ha sido muy alentador. Llevo una temporada pensando que he de prepararme para esa etapa de la vida que llega a casi toda persona en la que debe cuidar a alguien enfermo -generalmente a los padres-, y en la que uno pasa de ser el cuidado a ser el que palia. Pero las palabras de Tew no sólo sirven para prepararse para esa etapa, sino para afrontar cualquier etapa. 
Habló de la diferencia entre cuidar dejando arder el corazón y quemándose rápido con la circunstancia y cuidar cual "funcionario" cumpliendo un papel sin entregarse de corazón. Abogaba, como era de esperar de un sabio, por el término medio: abrirse, darse, sin quemarse. Es la única forma de que tanto el enfermo como el cuidador resistan tal etapa en ocasiones triste y dura con bienestar y "salud". Y a mí me hizo enlazar directamente con mi trabajo. Recuerdo todavía cuando empecé a trabajar con la pasión de un Ícaro. Fue en el IES Nit de l'Albà. Tanto me entregaba, que ardía rápido. De ahí pasé a una etapa de distancia deshumanizada con los alumnos -coincidió con mi etapa en un instituto, el IES Misteri, donde se abogaba por ese tipo de profesor-. Sin embargo, desde dos años a esta parte he sido capaz en general de abrirme humanamente a los alumnos -con unos más y con otros menos, evidentemente-. Entrar a clase y preguntar cómo están, cómo se sienten. Y vienen a contarme algunos problemas de sus enfermedades o de sus angustias adolescentes. Al principio de mi apertura humana a ellos me sorprendía y me daba miedo -porque no es normal que a un profesor se le cuenten las enfermedades que uno tiene o angustias-. Sin embargo, cuando acepté que era la forma para mí aceptable de estar en el mundo como profesora, sin deshumanizarme, he visto que es algo muy hermoso. Porque ante todo somos personas, antes de papeles en blanco a los que imprimir unos conocimientos que antes o después se olvidarán. 
Quizás sea eso, sí, llegar al término medio entre la indiferencia y la entrega máxima. Ojalá la enfermedad y la muerte de mis familiares me alcance preparada en ese término medio, porque humanizarse en una sociedad deshumanizada es el gran reto y es el camino para alejarse de la oscuridad.

4 nov. 2014

Antonio Muñoz, "Calblanque"


Esa hermosa zona de la Región de Murcia ya tiene canción. ¡Qué maravilla!