10 nov. 2015

Fragmentos utópicos IV



¿Qué será?

¿Qué será? ¿Qué será esa fuerza que me lleva a no abandonarme, a no abandonar? ¿Qué será lo que rompe la Razón y las reglas? ¿Qué será lo que me lleva a moverme en la incertidumbre? ¿Qué será esta paciencia inaudita, impensable? ¿Será la edad? ¿Será el amor? ¿Qué será aquello que escapa a toda explicación?

6 nov. 2015

Fragmentos utópicos III

 
Crecimiento personal

Cada cosa, persona o circunstancia nos hace crecer como personas, conocernos, saber de una forma más completa quiénes somos y, por tanto, cómo darnos al otro. Cuando la circunstancia nos produce emociones felices, o nos acuna en una zona de confort, nos preocupamos poco por si estamos llevando a cabo un crecimiento personal. Sin embargo, es en las circunstancias adversas cuando nos confrontamos con nosotros mismos. Ante ellas, uno puede autoafirmarse de forma implacable y dar siempre la razón a su ego. De esta forma, no veremos más allá de nuestro paradigma. Sobrevivir momentaneamente será más fácil, pero poco habremos crecido como personas, por lo que repetiremos los mismos parámetros en nuestra vida una y otra vez. Otra opción será dejar que las cosas sucedan según deban suceder, desde la incertidumbre, e ir buscando crecer con ellas, conocerse, con la humildad de reconocer nuestras limitaciones. Ya lo decía el taoismo: Wu Wei (no acción o actuar sin actuar). Antes o después, sin precipitar, las cosas que han de caer acaban cayendo y las que han de quedarse acaban quedándose. Solo cabe asumir y vivir de manera plena con uno mismo. Reconociendo su humanidad, la humanidad del otro y la circunstancia.

Fragmentos utópicos II



Utopía

Tantas veces en la historia se habla de la utopía como ese lugar que en origen perdimos. O como ese lugar que todos deseamos alcanzar, proyecto de los sueños sociales o personales. Pero me resulta curioso que en el concepto de utopía siempre esté presente esa melancolía por lo que no tenemos. El ser humano tiende a mirar eso, lo que no tiene. Pero ¿y si la utopía no estuviera más que en el presente? ¿Y si borráramos de su concepto la posesión? Quizás está en lo que ahora es, en los hechos, en lo que va más allá de las emociones, palabras o interpretaciones subjetivas. La utopía es asumir lo que sucede, no pensar en lo que podría o no suceder o en lo que sucedió o no sucedió. Solo es feliz quien lucha por lo que existe ahora, porque vive su utopía agradecido con cada pequeña cosa.

2 nov. 2015

Fragmentos utópicos I



El tiempo

El tiempo inaudito crece y decrece. Como hilo de Ariadna regido por las circunstancias. A veces tan distendido de escuchar el silencio. Otras impertérrito ante el sonido del pensamiento. Y con él sobrevivimos a cada paso. Porque es él quien nos conecta con esa soledad esencial que en ocasiones buscamos enmascarar.