29 ene. 2016

Fragmentos utópicos XII



Gracias

Gracias, porque eres preciosa, porque el anochecer contigo cada día es algo mágico. Gracias porque no eres princesa, porque alumbras el amanecer con una sonrisa. Gracias porque eres arrullo, abrazo libre conmigo. Pero sobre todo gracias por resistir en la enfermedad, por acurrucarme en cada momento de dolor, compañera de vida, compañera.