1 dic. 2015

Fragmentos utópicos V

 

La incertidumbre

La incertidumbre del paciente que espera recibir un diagnóstico. Con los ojos lúcidos a la vida y la preocupación de quien, atento, recibirá quizá una buena o una mala noticia. La incertidumbre de quien lo acompaña, pensando, también atento, que quizá recibirá una buena o una mala noticia. Ambos inquietos, movidos por el deseo de conocer, de saber, de vivir con alguna seguridad conceptual. Tan sólo un par de palabras, sean las que desea escuchar o las que tan solo oiría. Y en ambos se trasluce la mirada generosa: el paciente disimula su incertidumbre y quien lo acompaña disimula también la suya. Ambos mirando por el bien del otro, por su tranquilidad. Como en un teatro de bienestar sostenido. Es ahí, entonces, donde se trasluce lo que es amar.

10 nov. 2015

Fragmentos utópicos IV



¿Qué será?

¿Qué será? ¿Qué será esa fuerza que me lleva a no abandonarme, a no abandonar? ¿Qué será lo que rompe la Razón y las reglas? ¿Qué será lo que me lleva a moverme en la incertidumbre? ¿Qué será esta paciencia inaudita, impensable? ¿Será la edad? ¿Será el amor? ¿Qué será aquello que escapa a toda explicación?

6 nov. 2015

Fragmentos utópicos III

 
Crecimiento personal

Cada cosa, persona o circunstancia nos hace crecer como personas, conocernos, saber de una forma más completa quiénes somos y, por tanto, cómo darnos al otro. Cuando la circunstancia nos produce emociones felices, o nos acuna en una zona de confort, nos preocupamos poco por si estamos llevando a cabo un crecimiento personal. Sin embargo, es en las circunstancias adversas cuando nos confrontamos con nosotros mismos. Ante ellas, uno puede autoafirmarse de forma implacable y dar siempre la razón a su ego. De esta forma, no veremos más allá de nuestro paradigma. Sobrevivir momentaneamente será más fácil, pero poco habremos crecido como personas, por lo que repetiremos los mismos parámetros en nuestra vida una y otra vez. Otra opción será dejar que las cosas sucedan según deban suceder, desde la incertidumbre, e ir buscando crecer con ellas, conocerse, con la humildad de reconocer nuestras limitaciones. Ya lo decía el taoismo: Wu Wei (no acción o actuar sin actuar). Antes o después, sin precipitar, las cosas que han de caer acaban cayendo y las que han de quedarse acaban quedándose. Solo cabe asumir y vivir de manera plena con uno mismo. Reconociendo su humanidad, la humanidad del otro y la circunstancia.

Fragmentos utópicos II



Utopía

Tantas veces en la historia se habla de la utopía como ese lugar que en origen perdimos. O como ese lugar que todos deseamos alcanzar, proyecto de los sueños sociales o personales. Pero me resulta curioso que en el concepto de utopía siempre esté presente esa melancolía por lo que no tenemos. El ser humano tiende a mirar eso, lo que no tiene. Pero ¿y si la utopía no estuviera más que en el presente? ¿Y si borráramos de su concepto la posesión? Quizás está en lo que ahora es, en los hechos, en lo que va más allá de las emociones, palabras o interpretaciones subjetivas. La utopía es asumir lo que sucede, no pensar en lo que podría o no suceder o en lo que sucedió o no sucedió. Solo es feliz quien lucha por lo que existe ahora, porque vive su utopía agradecido con cada pequeña cosa.

2 nov. 2015

Fragmentos utópicos I



El tiempo

El tiempo inaudito crece y decrece. Como hilo de Ariadna regido por las circunstancias. A veces tan distendido de escuchar el silencio. Otras impertérrito ante el sonido del pensamiento. Y con él sobrevivimos a cada paso. Porque es él quien nos conecta con esa soledad esencial que en ocasiones buscamos enmascarar.

11 oct. 2015

Fragmentos mamíferos CIII



La piedra

A veces da seguridad, nos refugia, nos acoge. Compusimos piedras unas junto a otras para hacer casas para no sentirnos amenazados. Pero esas piedras en ocasiones se convierten en una losa. Tienen la forma que tienen y nos condicionan la vida con esa forma. Es el doble filo de la piedra, que crea Historia inamovible, que impiden el progreso, que convierten en losa también al que las habita. Por eso es sano el cambio, porque no somos seres por naturaleza atables a ninguna losa.

Fragmentos mamíferos CII



La libertad

¿Cómo será? ¿Tendrá el sabor del placer de vivir de forma salvaje? Sin ataduras, sin normas, sin tiempo, sin afecciones, sin necesidades.
¿Existe la libertad entre nosotros? ¿Es solo un sueño? Nos pasamos la vida buscándola y, paradójicamente, cada día adquirimos más ataduras. 
Rómpelas, rómpete, prueba a ser libre.

24 sept. 2015

Fragmentos mamíferos CI



Aquellas ratas que educamos para que nos gobiernen

Esos que acceden al poder, algunos, se convierten en las peores personas que a la sociedad quepa imaginar: traicioneros, trepas, mentirosos, pasivo-agresivos, pasotas a los que poco importan los gobernados... Es curioso, pero se creen imbuidos como por un halo de divinidad, incluso siendo contradictorios con sus anteriores formas de actuar. A veces, incluso, cuando la situación se agrava, actúan como autoritarios creyéndose que no lo son, por lo que la crítica les suena a esquizofrenia ajena, en vez de personal.
¿Y qué ha hecho la humanidad mal para que suceda que una persona pueda pasar de ser un simple profesor legal, simpático, afable, a un monstruo del poder, por ejemplo?
Desde mi punto de vista, la carencia de educación emocional, que lleva a una ausencia en tales personas de esa inteligencia emocional, hace que alguien correcto desde el punto de vista moral pase a ser alguien que disfrute viendo sufrir al otro.
Y se pierde la humanidad, la consideración de la circunstancia del otro. Asociamos el poder a la ausencia de inteligencia emocional. De hecho, esperamos del poder que sea autoritario y nos sorprendemos de los José Mújica y compañía. Y bien, ¿no sería deseable que tal forma de estar en el poder sea la más común? Permitimos que existan delincuentes gobernando en cada pequeña parcela de nuestra vida, porque pensamos y educamos en la base de que quien gobierna necesariamente va a ser un delincuente.


14 sept. 2015

Inauguración del centro Yoga Transforma. Elche


Por si os enteresan las jornadas de inauguración del centro Yoga Transforma de Elche. Entrada libre hasta completar aforo.

2 sept. 2015

Fragmentos mamíferos C



Tránsfuga involuntario

¿Dónde está? Se fue. Ha desaparecido. Anudó su macuto y, montado en su caballo, quizá se haya aferrado a unas largas vacaciones. Deja un vacío. El mismo que él siente al partir. Sin embargo, es difícil atisbar cómo es el dolor de quien se marcha. Vive porque sobrevive. Reinventa el recuerdo para olvidar. Pero ese canon lo persigue. Es el canon de tantos perfumes familiarmente exóticos que ha dejado atrás. Un día, quizá, espera reencontrarlos.

29 ago. 2015

Fragmentos mamíferos XCIX



La tristeza

Es como un mar que inunda, encoge, evoca. Y llega, fuerte, potente, imbatible, como cañones marinos de grandeza. Normalmente el ego intenta combatirla. Nadie quiere parecer frágil. Sin embargo, cuando el amor es tan grande, ella cala, arrulla, solloza... Y nos dejamos navegar hasta donde decida llevarnos.

28 ago. 2015

Fragmentos mamíferos XCVIII



La voz herida de la tierra

Vuela alto, tú que puedes. Vuela y mira a lo lejos los campos de arroz. Dime qué ves, si no la voz herida de la tierra. Succionada, explotada, maltrecha. Sin raíz, no hay vida. Entonces, querido mirlo, vuela alto, tú que puedes, y no vuelvas.

14 ago. 2015

Fragmentos mamíferos XCVII



La aventura

La aventura. Como ese camino de simple supervivencia donde todo se reduce a casi nada. Sin embargo, algo siempre prevalece: el dinero. No hay lugar para evadirse del mismo. Media nuestra relación con los objetos más necesarios. Es posible que el espacio de los sentimientos no quede seducido por el mismo. O al menos así me gustaría pensarlo.

17 jun. 2015

Fragmentos mamíferos XCVI

 
Las costumbres II

Las costumbres, que nos brindan esa seguridad, y nos hacen hasta buscadores compulsivos de que se repitan, se ponen en cuestión cuando las enfrentamos a las costumbres del otro. Gran parte de lo que nos parece lógico, normal, seguro, al otro le parece ilógico, irracional y le brinda inseguridad. Ésa es la clave de la convivencia: el enfrentamiento de los costumbres, la simbiosis de las mismas, el hecho de que lo que es habitual ya no puede serlo, de que se deben establecer también esas costumbres conjuntas.
Una gran tarea, ardua por un lado, y tan hermosa por otro, dado que una de las claves de la vida sana es abrirse al otro, convivir, dejarse hacer, dar, compaginar.

11 jun. 2015

Fragmentos mamíferos XCV



Las costumbres

El ser humano se bandea entre desear y rechazar las costumbres. Cuando estamos desarraigados las necesitamos, como un hálito que da seguridad. Entonces sabemos que, pase lo que pase, al repetirse la cotidianeidad, "estamos a salvo". Los niños, grandes necesitados de seguridad, las adoran. 
Sin embargo, en ocasiones las costumbres se arraigan tanto que son como el caparazón de una tortuga. Las cargamos y no podemos plantear una forma de vida de otra manera. Actúan ya como neurosis para nosotros. Y nos pueden cegar, porque son como el peso de la historia. Recuerdo cuando estuve viviendo en Roma: su historia es hermosísima, llena de colores, con monumentos a todo el recorrido de la humanidad occidental, pero a veces tan anclada que impide el paso a la modernidad, y por eso en vez de coger el tren uno debe conformarse con arrastrar sus zapatos por los Sanpietrini.

26 may. 2015

Rozalén


Maravillosa escucharla en concierto. Y más si es tan bien acompañada. Es una mujer muy cercana, que consigue que el público se sienta como en casa.

"La revolución es feminista o no lo es"






21 may. 2015

Fragmentos mamíferos XCIV



Amor sensible

Es así. A veces duele profundo, languideciente. Otras acaricia cual botella a la deriva las aguas calmadas. E incluso otras nos dispara al espacio de navegantes de estrellas en el vacío. Es así. Es así el amor vivido en las almas sensibles.

15 may. 2015

Carta a mi acompañante de vida

Hoy me encontré este texto de Raquel Aldana. Hermoso, muy hermoso. Se los dejo en su contexto: http://lamenteesmaravillosa.com/carta-acompanante-la-vida/

Carta a mi acompañante en la vida

Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles.
Te quiero como para ir contigo a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche. Te quiero como para no dejarte ir jamás.
Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás”.
Jaime Sabines. Poeta mexicano.
Significas para mí más de lo que las palabras pueden expresar. Los brazos que me cuidan y los susurros que me alientan.
Porque formamos un gran equipo y porque somos mucho más que eso. En nosotros está la pasión de los amantes, la locura de los novios y el compromiso de los casados. Tú y yo seremos siempre niños, un poco adolescentes y, a ratos, de esos adultos que pecan de serios. Pero, ante todo, somos compañeros de vida. 
Eres el mejor colchón para mis caídas. Mi abrigo para el invierno. Un soplo de aire fresco en los momentos infernales. Mi sol y mis estrellas, las mismas que me llenan de vitalidad.

Es esta la razón por la que puedes contar conmigo. No hasta dos ni hasta diez, sino contar conmigo. Con mi escudo, con mi espada y con toda mi caballería.
Entre tú y yo hay un idioma diferente con palabras y frases especiales, construidas en exclusiva y con reserva especial.
Te echo de menos muchas veces y muy pocas de más. Eso te hace maravillosamente especial. Contigo pienso, hablo, lloro, río, sueño y bailo al son de cualquier melodía. Somos nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro.

Somos perfectamente imperfectos

Solo tú y yo sabemos estar distantemente juntos.
Juntos somos perfectamente imperfectos, pero no porque no tengamos problemas sino porque hemos sabido resolverlos. Y es que el amor tiene sus altas y sus bajas temporadas… Por eso hay que disfrutarlo al máximo, trabajando juntos en superar nuestras crisis y nuestros enfrentamientos.
Como es natural, no adoro todas tus caras. Ni siquiera adoro las mías, ¡menuda locura sería! Pero hay algo que no cambiaría por nada y es poder vivir a tu lado cualquier expresión de la vida.
Te enfadas, me enfado y, en ocasiones, nos fallamos el uno al otro. A veces no cumplimos nuestras promesas como deberíamos pero sabemos crecer juntos superando nuestras imperfecciones.

Tú me sujetas y yo me agarro a ti

Porque cuando te acaricié me di cuenta de que había vivido toda mi vida con las manos vacías.
Alejandro Jodorowsky
Y mi voz y tu voz. Y la niñez de mi interior. Esa ternura que solo tengo para ti y para nuestros momentos.  Los dos sabemos que si algo nos sostiene es la complicidad de los detalles diarios. En eso consiste el amor en pareja.
Si tu mundo se desmorona, ven al mío y lo reconstruimos. Si mi mundo se desmorona, voy al tuyo y lo reformamos. Así es como esto funciona.


Te amo hasta donde llegan tus defectos

Porque nuestra relación tiene ese punto que, en psicología, llaman aceptación. Eres irrepetible y eso te hace excepcional. Porque si perdiese mi tiempo en hacer juicios paralelos no podría disfrutar contigo del presente.
En ti no busco mis anhelos ni quiero que llenes mis vacíos. Ambos somos personas completas y plenas. Cambiar y madurar juntos es un placer infinito.
Y no, no te necesito, pero te prefiero y te elijo para disfrutar juntos del paisaje. Porque el amor es eso, querer sin depender y sentir amando. Amar sin cárceles emocionales y con los límites que nos impone la casualidad.
Y mis ganas de ti no se quitan, se acumulan.
Por: Raquel Aldana

7 may. 2015

Fragmentos mamíferos XCIII



Ella

Ella, que va más allá de cualquier regazo. Como el rayo que atraviesa y arrulla. Ella, amapola salvaje que busca el espejo veraniego. Y viene, regresa, va. Tatuando su perfume en los rostros llenos del destino. No es más que realidad sin sombra. Como luz del mediodía. Ardiente, cálida o combatiente. Y este mi corazón no es oponente. Se impregna, se halaga de pompas de jabón de baño. Como un bombeo abierto a la experiencia. Como el quehacer de un niño inocente de dolor. Como el sueño de la primavera de una vida.

1 may. 2015

11 abr. 2015

Fragmentos mamíferos XCII



El silencio

El silencio. Atraviesa con esa melancolía contemplativa. No hay sonido. Como el vacío. Como el espacio. Como quien navega solo avistando la Tierra, azul, a lo lejos. Sin apenas poder alcanzarla. Sin apenas poder alcanzarte.

27 mar. 2015

Eva Belmonte, "Españopoly"



Ando enfrascada en este libro de Eva Belmonte, una cañera periodista que se atreve a mostrar la España que las altas esferas tratan de ocultarnos. Recomendable.

26 mar. 2015

Fragmentos mamíferos XCI



Mi chica

¿Cómo lo haces? Apareces por sorpresa. Atraviesas el presente con tu sonrisa, con tu positividad, con tu saber estar. Aúnas, tiendes lazos, respetas, admiras, te dejas admirar. Eres mujer. ¿De dónde has salido? Presente, presente, eres mi chica. Y parece que lleve durmiendo a tu lado toda una vida.

"No quiero más dramas en mi vida"


La banda sonora de cada uno de mis presentes. No al pasado. No al futuro. Y cuando uno busca las comedias entretenidas, parece que llame al destino para que aparezcan.

22 mar. 2015

Fragmentos mamíferos XC


La humedad de cada domingo en la tarde

Del eco sale. Esa humedad que polariza el mundo. Y entonces sólo podemos hablar de lo seco y de lo húmedo. Son como casillas, cajitas, aurículas unidas por un latido sistémico. Cada una en su lugar. Sin alardear de ser o no ser. Sin embargo, en la oscuridad de la noche, "todos los gatos son pardos". Y los mamíferos aves. Y las aves reptiles melancólicos de libertad.

18 mar. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXIX




Identidad

El hambre de la tarde, el torrente de la memoria extrínseca. Esos objetos que se obcecan en construir cada falsa identidad. Y ahí estamos, pensando que somos uno, que somos únicos. Cuando de cada cuerpo brotan tantas raíces, ramas, que podría envolverse con ellas el mundo. ¿Quién soy? Ahora el silencio gritado. Mañana el ensordecido atuendo de la palabra.

17 mar. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXVIII



¡Quién tuviera ahora una madre! 

Quién la tuviera para poder acurrucarme en su regazo mientras muere el virus. ¡Quién tuviera ahora una madre! La que nunca te pregunta, la que no mira tu estado, la que siempre te besa, te acaricia y te ve hermosa. Hijas del mundo, disfrutad de vuestras madres, porque nunca encontraréis a nadie que os quiera de forma tan incondicional e imperecedera.

16 mar. 2015

Carolina Lucretia Herschel. In memoriam

 
Un día como hoy en 1750 nació Carolina Lucretia Herschel, una de las grandes astrónomas de la historia de la ciencia occidental. Junto a su hermano realizó grandes tareas de astrónoma y en soledad descubrió ocho cometas y tres nebulosas. 
Logró entrar en la Royal Astronomical Society y en 1828 le fue reconocido su trabajo, que fue doble por ser en plenos siglos XVIII y XIX y ser mujer.

10 mar. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXVII



Matriarcado

Siempre me han gustado las relaciones con las personas. Esas relaciones de conexión, de unión, de emocionalidad, de entrega. Me gusta sentirme arropada y arropar, querida y querer. Pienso que esos son los valores de lo que yo llamo el matriarcado. El patriarcado ya inventó la guerra, la afirmación del ego por encima de los otros, el enfrentamiento, la disputa sostenida en el tiempo, el rencor, la culpabilización. Todos esos son mayoritariamente los valores que nos han regido en la historia pública, que ha sido la historia creada por y para ese patriarcado. Pero lo que ha ocurrido en el corazón de muchas mujeres y hombres matriarcales no se ha hecho público. Es hora de que afirmemos con los actos públicos la historia de estos valores que siempre han vivido relegados en el silencio.

8 mar. 2015

8 de marzo. Alicante


 




Maravillosa la manifestación de las mujeres en Alicante. Visibilizadas. Empoderadas.

8 de marzo. Día de la mujer



¡Feliz día de la mujer! Salid a la calle a cada manifestación. En Alicante os esperamos a las 12 horas en la plaza de Luceros.

4 mar. 2015

Círculo de Podemos San Vicente del Raspeig. Mesa redonda "La mujer activista"



Este viernes, en el círculo de Podemos de San Vicente del Raspeig, participo en la mesa redonda "La mujer activista" como representante, junto a Vicky Cremades, de l'Aparadora. Por si quieren pasarse, aquí les dejo el enlace con el programa, el lugar y la hora.

http://www.podemos-sanvicente.es/noticias/podemos-tiene-color-de-mujer/

1 mar. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXVI

 
34 años

Caminar el atardecer del trigésimo cuarto cumpleaños con una gran sorpresa que iluminaba el aparentemente gris día de correcciones. Allí estaba, Esther. Pensaba sería la sorpresa un paseo en el Mini por el castillo de Santa Bárbara de Alicante. Me atrae ese Mini en el que cuando cambias de segunda a tercera hace un ruido que me recuerda a un instante de vacío. Como el silencio a contratiempo tan necesario en una canción de jazz. Lo único malo que tiene es que no cabe mi bici plegada. Quién sabe, quizás cuando llegue el verano y se destape la capota sí quepa. Eso sí, mi patinete tiene que caber. Pero no. Había algo más. Caminábamos mientras Esther me contaba miles de historias que interpreté como para entretenerme. Y entonces llegamos: el restaurante Daikichi de Alicante. El único restaurante verdaderamente japonés, regentado por japoneses y en el que sirven comida japonesa. ¡Qué ilusión! Yo que hasta me había maquillado, ¡maquillado yo!,  y peinado con la larga melena algo alisada al estilo mujer del cine de los años 50 para la ocasión -o al menos lo había intentado-. Y no faltaron ni los maki, ni los tallarines, ni el sashimi, ni una cosa que jamás había visto llamada Rainbow, que parecía más bien una innovación en base a los maki y que, por cierto, estaba deliciosa. Sí, fue lo último que pedimos: Rainbow. Y quizás podría definir así la sorpresa de ayer, y quizás como empieza este nuevo año, e incluso como me siento. En ella estaba la luz descompuesta en todos sus colores. Así es, desde hace muy poco tiempo a esta parte me siento colorida, coloreada, rodeada de personas de colores muy hermosos. Y quizás Esther, que tiene una intuición portentosa, además de conocerme ya un poco, pudo comprender que precisamente ese Rainbow que surgió cuando empezamos a pedir, tenía que ser con el que se cerrase la cena. Gracias, cielo, nunca lo olvidaré. Te quiero.

28 feb. 2015

Susurros valencianos

video

Las palmeras susurran estremecidas ante el viento. ¡Qué grandeza las palabras de la naturaleza!

24 feb. 2015

IES Carrús ciclisteado






Me encanta trabajar en el IES Carrús, porque suceden a las 11 de la mañana cosas tan hermosas como ésta. Con libertad, con creatividad.

La moda y la absurdidad de los exámenes tipo test

 

¡Qué de moda está examinar tipo test a los alumnos! ¡Claro! El profesor se ahorra todo el trabajo de corregir, porque lo hace una máquina, o si lo hace él mismo, le resulta mucho más sencillo. Sin embargo, en tales exámenes hay más cuestiones dejadas al azar que a los conocimientos. ¿Cómo puedes evaluar los conocimientos de alguien si no le dejas utilizar la palabra, si no le dejas expresarse? Primera pregunta que me hago. ¿Realmente se mide el conocimiento de una persona si la diferencia entre un 7 y un 5, por ejemplo, es que el alumno aletoriamente haya tenido la suerte de acertar más? Segunda pregunta que me hago. ¿Favorece la capacidad de expresión este tipo de exámenes? ¿Podemos fabricar graduados, bachilleres, con personas que no sepan ni tan siquiera escribir? ¿Nos quejamos luego de las faltas de ortografía de esta sociedad? ¿Nos quejamos de que no sepan hacer un escrito? ¿De que cada vez tengan menos vocabulario? Es ridículo e hipócrita a un tiempo.

21 feb. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXV



Altea

Sueños. Sueñas. Sueño. Si de algo sirve el sueño es para movilizar el presente. Para brindar la fuerza del cambio. Para reinventarnos. Para reinventarse.

Fragmentos mamíferos LXXXIV



El todo

Soy parte de un todo. Ese lugar donde se encuentra el ímpetu humano. Soy parte de los que se aferran a la vida, de los que dan, de los que se dan. Soy parte de cada pequeño espacio de amor. Soy parte clara también de lo que no deseo ser parte. Ésa es la belleza de la vida. En ella cabemos todos. 

16 feb. 2015

Hipatía de Alejandría. In memoriam



Quizás hoy fue el día en que Hipatía de Alejandría nació. Una gran científica en pleno siglo IV, que murió asesinada por pagana en manos de los cristianos. Como filósofa era neoplatónica -cosa que no me resulta especialmente interesante-, pero su mayor especialidad era la astronomía. Manejaba la geometría y me la imagino largas horas observando las esferas celestes. Y una mujer que mira los astros y escribe sobre ellos, merece mi admiración y grandes respetos.

"Mujeres enamoradas" de Ken Russell



Ayer pudimos ver en el Cineclub en casa de Esther la película Mujeres Enamoradas, de Ken Russell (1969) y basada en la novela de D. H. Lawrence. Una reflexión sobre el amor, la ilusión, el reencantamiento. Una reflexión sobre cómo el amor en el momento en que se pretende aprehender con los conceptos culturalmente asimilados, comienza a transformarse, a morir. Porque sus leyes intrínsecas son irracionales. Me recordaba al mito de Eros y Psyqué. En el momento en que la mente miró al amor, rompió el pacto establecido y se rompió.
Además, es una película muy lírica, con escenas de luces, sombras, colores muy conseguidos. En ocasiones un tanto surrealista, lo que también le da su punto. Recomendable.

15 feb. 2015

"Estampa japonesa y katagami". Museo Nacional de Artes Decorativas



En el Museo de Artes Decorativas de Madrid pueden disfrutar de una exposición sobre estampa japonesa y katagami, que viene a ser como el linóleo en nuestra cultura.
Me resulta siempre muy curioso cuando me acerco a este tipo de artes la precisión milimétrica de los trazos que acaban por componer el todo. Para la cultura japonesa no hay todo sin la elaboración de sus partes. No sólo me resulta exótico culturalmente, sino existencialmente, ya que suelo moverme por impresiones globales y emocionales, sin remarcar demasiado en los pequeños detalles o en la racionalidad. 

"Tres años". A partir de la obra de Chejov



En el teatro de la Guindalera de Madrid se representa la pieza basada en esta novela de Chejov. Bajo la dirección de Juan Pastor y con las fantásticas interpretaciones de Raúl Fernández, María Pastor, José Maya, José Bustos y Alicia González.
La obra está ambientada en la época de la república española. Tres años en la vida de unos personajes que, siguiendo a Chejov, reflexionan sobre el amor, la ilusión, la conformidad. Tres años en la vida de unos personajes que se debaten y luchan por averiguar qué significa amar y si el matrimonio por conveniencia puede albergar o no amor. Tres años en los que viven enamorados de la ilusión de la  idealización de las personas, que se enfrenta a una realidad que no corresponde a esas ideas. Tres años de lucha de burgueses por salirse de su burguesía, de adinerados que dicen ser revolucionarios defensores del proletariado, de mujeres que se casan a cambio de dinero, de hombres que compran amor, de mujeres que creen en el amor que conecta las almas, sin importarles lo material, de mujeres que trabajan para ganarse su vida.
Una delicia de obra en la que se mezcla la interpretación de unos actores verdaderamente espléndidos con una obra filosófica que nos hace pensar. 
No se la pierdan.

http://www.teatroguindalera.com/tres-anos-a-partir-de-la-obra-de-chejov/

14 feb. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXIII



Madrid

Qué ciudad tan curiosa. ¿Dónde irá todo el mundo tan rápido? Hasta los ancianos me adelantan en su caminar. Es como una dinámica que atrapa sentimientos. Correr, correr, correr. ¿Me estaré perdiendo algo importante sin apenas darme cuenta? Mi cuerpo no está ya hecho para vivir en estos macrolugares en los que la ansiedad es la forma de vida. Me gustan más los sosegados lugares en los que los sentimientos entre las personas puedan surgir según su dinámica natural. 

13 feb. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXII



Fortuna

Sentirse acompañada, acogida, comprendida. Sentirse respetada, querida, enlazada, reencantada. ¡Qué maravilla en esta vida tan hermosa y tan hostil a un tiempo!

12 feb. 2015

Fragmentos mamíferos LXXXI

 
Sin esta bruma

Llegan, sin espera. Sin ser esperadas, regresan. Horas del dolor. Tiempo de despedida. Tres años. Un mes. Algunos días. ¿Cuánto tiempo será necesario para poder caminar sin esta bruma?

Fragmentos mamíferos LXXX

 
¿Tener pena?

No llego a entender que tener pena a alguien sea un acto empático. Cuando nos acercamos al otro desde la pena, le reiteramos que, efectivamente, lo que le sucede es una tragedia, es decir, lo hundimos más en su estado de tristeza. ¿Quieren consolar a alguien dolido? Abrácenlo, lloren con él y bríndenle motivos nuevos para seguir adelante. Hálitos. Caminos. Surcos. Simas. Amor.

11 feb. 2015

Fragmentos mamíferos LXXIX

 
Carpe Diem

Nada ni nadie es imprescindible. El tiempo de la vida sigue recorriendo su latido, independientemente de qué o quién esté y de qué o quién se haya perdido. 
Nada ni nadie nos es imprescindible, ni siquiera nosotros mismos nos somos imprescindibles. Cuando acontecen las pérdidas, seguimos viviendo, caminando, haciendo hasta darnos cuenta de estar en otro lugar. En realidad, nos aferramos en la juventud o en la inmadurez a pensar que las cosas son absolutos sin los que es inimaginable la vida. Por eso desarrollamos miedos. Miedos a la pérdida de lo que se desea eterno. Sin embargo, cuando se acepta la condición de ser perenne de cada cosa, cuando aceptamos el tránsito, el viaje, el trayecto, vemos que lo que nos parecía imprescindible llega un punto que no lo es. Ni nosotros somos imprescindibles para nada ni para nadie. 
Es en ese momento en el que se puede vivir con libertad el presente bajo la máxima Carpe Diem.