29 ago. 2015

Fragmentos mamíferos XCIX



La tristeza

Es como un mar que inunda, encoge, evoca. Y llega, fuerte, potente, imbatible, como cañones marinos de grandeza. Normalmente el ego intenta combatirla. Nadie quiere parecer frágil. Sin embargo, cuando el amor es tan grande, ella cala, arrulla, solloza... Y nos dejamos navegar hasta donde decida llevarnos.

No hay comentarios: