12 ene. 2008

Agatha Christie


Un día como hoy, en 1976, murió Agatha Christie, la que ha sido una de las escritoras de misterio más importantes de todos los tiempos. Ella, creadora de personajes tales como Hercule Poirot o Miss Jana Marple que acompañan hoy día nuestro imaginario, nos ha dedicado tantos momentos de tensión, de pasión, de amor, de desengaño, de exotismo, pero, sobre todo, de atracción por la lectura. Coger un libro de Agatha es como abrir un pequeño gabinete de secretos y maravillas que sabemos iremos descubriendo, pero que sin embargo nos lleva a buscar acelerar el tiempo para verlos, leerlos, vivirlos en la inmediatez de ese instante de tensión ante el misterio que desafía los límites de nuestra paciencia y agonía.
Agatha Christie además de ser escritora fue una gran viajera. Acompañando a su marido arqueólogo Mallowan, vio y vivió lo que significa ese Oriente para una persona europea casi a mediados del siglo XX. De ahí fueron inspiradas novelas tales como Asesinato en el Orient Express, en la cual no sólo podemos recrearnos con un argumento circular y bien atado, sino que podemos percibir la vivencia de aquellos que en la época realizaban el viaje turístico hasta Turquía para poder ver ese Oriente del que tanto se había dicho, y con el que el imaginario había sido alimentado.
Una experiencia muy completa desde nuestra construcción personal la de acercarnos a esta mujer, a su vida y a su extensa obra.

2 comentarios:

Rosa dijo...

Agatha Christe una gran escritora que ha hecho de su personaje otro Sherlock Holmes pero a lo belga, con un estilo propio y diferente basado en las otras miradas de sus viajes, también el titulo de Muerte en el Nilo es uno de mis favoritos, una autora que te hace compartir el rompecabezas de descubrir junto a su personaje la trama, dándote las mismas pistas para hacer participe al lector. Mil gracias por esta magnifica escritora, es una suerte que no se quede en el olvido.

Nieves dijo...

Mil gracias por tu comentario, Rosa. Eres un sol inquieto y con miles de curiosidades.