10 ene. 2008

Recéteme estas píldoras de histeria en la mirada

Pobre astucia la de estos ojos ávidos,
aumentados en un proferir del concepto;
triste auspicio, imberbe amargura,
ya no miran lo que antes vieron.

Como un relato que se torna oscuro,
como los que crean mundos nuevos,
donde antes había geografías y sueños.

¿Y si la vida cupiese en un pestañeo?

Como un camaleón caminan libres,
dicen que vertiendo lo que no se observa,
dicen que luchando por lo que no creen,
dicen sin norte, sin órbitas, sin corazas.

No hay comentarios: