29 nov. 2008

Andrew Huang. Doll Face



Andrew Huang nos abre a la reflexión con este corto en el que hace una crítica a los cánones que nos imponemos, influenciados por los medios de comunicación, y que nos aplastan como una mano de hierro que nos hace desear ser, sin mirar a lo que ya somos. Las mujeres estamos entre las más afectadas por los cánones de belleza (anorexia, bulimia, deseo constante de luchar contra las arrugas, etc.). Espero que un día seamos capaces de mirarnos al espejo y amarnos tal como somos.

5 comentarios:

Ana Cuéllar dijo...

Como comentario a este video voy a poner un fragmento de las palabras de Germaine Geer en la dedicatoria a su libro La Mujer Completa(escrito en 1996 y publicado en castellano por la editorial Kairós en 2000):
"Las mujeres hemos recorrido un largo, larguísimo camino en los últimos treinta años; nuestras vidas son ahora más nobles y más ricas que antes; pero también endiabladamente difíciles. Las feministas fueron conscientes desde el primer momento de que las causas del sufrimiento femenino pueden englobarse bajo el título de "expectativas contradictorias". Las contradicciones con las que se enfrentan las mujeres jamás habían sido tan dolorosas como ahora. La mujer de carrerra no sabe si debe hacer su trabajo como un hombre o a su manera.¿Tiene que transformar su organización o dejar que ésta le aplaste?.¿Debe soportar el acoso o defenderse a puntapiés y acerse acreedora de algún apodo?.¿La maternidad es un privilegio o un castigo?. Aunque fuese auténtica, la igualdad sería un pobre sucedáneo de la liberación;la falsa igualdad está encerrando a las mujeres en una doble trampa. La retórica de la igualdad se utiliza, en nombre de la correción política, para encubrir el maltrato que están sufriendo las mujeres. Cuando escribí la mujer eunuco,nuestras hijas no se autolesionaban ni se mataban de hambre. Por todas partes, mujeres enmudecidas soportan infinidad de dificultades, sufrimiento y dolor en un sistema mundial que crea miles de millones de perdedoras por cada puñado de ganadoras.
Ha llegado el momento de recuperar la indignación".

Nieves Soriano Nieto dijo...

Mil gracias, Ana, por traer la cita de Germaine Geer, que habla tan lúcidamente de cuáles son las encubiertas esclavitudes de la mujer actual. Nadie nos habla de la atadura a la publicidad de la imagen, sino que se considera como algo natural, que todo el mundo debe asumir.

Tucuman 846 dijo...

Fantástico video. Una buena reflexión sobre la imagen, la publicidad y la realidad.

osf** dijo...

Hola Nieves, ganas-de-verte, aunque sólo te haya visto un par de veces... :)

Bonito y triste el vídeo...

Gracias por poner el enlace a mi blog! Me ha hecho ilusión. Yo tengo el tuyo desde hace tiempo, no se si te llegarán visitas...

Llevamos algún tiempo con un experimento, asómate si tienes tiempo... También sería guai si te animaras a participar. No estoy seguro que sea parte de tus intereses, quizás sí... Salud mental como problema comunitario, hackeo de la producción de subjetividad dominante... a la vez que muy modesto e íntimo... Bueno, míralo tú misma: http://robinsonesurbanos.org

También quizás te interese este espacio sobre mujeres y tecnologías, de unas compas bastante próximas:
http://www.donestech.net/

salud, y besos, jose p

Annabel M. Z. dijo...

Es tristísimo, Nieves, pero estamos esclavizadas por los estereotipos de belleza y con el culto a la juventud. Es un bombardeo constante e insoportable. Mi hija de siete años ya empieza a decir que le gustaría tener la cara más delgada.
La televisión, la publicidad, el Photoshop... cánones ficticios y sometimiento a la superficialidad de cuerpos esbeltos y pieles relucientes para goce de los que se pueden permitir ser calvos, gordos y jorobados.