23 nov. 2008

Manifiesto de la Mirada: El mundo en historias


Fotografía: Anabell Guerrero


1. El mundo puede ser cuestión de miradas que construyen historias.
2. La Historia no existe si no es contada por todas las voces que se albergan en una pequeña coordenada en el espacio y el tiempo.
3. No existe la Historia Mundial si no se estudian las relaciones físicas (contactos) o virtuales (conceptos sobre el Otro) entre los ciudadanos de cada lugar.
4. No existe la Historia nacional, local, del pequeño territorio, si tampoco se comprenden las relaciones establecidas entre las clases sociales y las generaciones. También físicas (contactos) o virtuales (conceptos).
5. La primera base de una mirada errónea hacia la Historia es el olvido, como el de aquéllos que prescinden de las voces de los que permanecen en el anonimato.
6. La segunda base de una mirada errónea hacia la Historia son los prejuicios, como los de aquellos que prescinden del malestar interno de una sociedad del bienestar, para construir la historia feliz de aquellos que ayudan a reescribir una nueva historia para el Tercer Mundo.
7. Escribir la Historia es hacerlo a través de los órganos de los sentidos. Quien olvida el gusto, el olfato, el tacto, la vista o el oído no podrá hacer más que escritos sesgados.
8. La mirada hacia la Historia se educa, porque son educables los órganos de los sentidos. Es el concepto que se construye a través de la cultura el que nos sirve de guía para la percepción.
9. La mejor forma de educar la mirada hacia la Historia es hacerlo a través del fragmento. Éste quiebra el cristal de un discurso, abriendo al reflejo lo monstruoso, los pequeños espacios de olvido en cada grieta, las voces de los que nunca fueron escuchados.
10. Es así como el Narciso autor de la escritura histórica, al conocer la cara sombría de su ser, podrá abrirse a la tolerancia de aquellos que respetan la pluralidad de discursos.

En EDL 08, Madrid, Istituto Europeo di Design ediciones. (En Prensa)

Texto: Nieves Soriano Nieto

4 comentarios:

EUSKAL POESIA BLAGA BLOGA dijo...

me ha parecido precioso el texto. soy historiador y ahondas en conceptos muy interesantes. ya hubo intentos de formular una "historia total", que abarcara la totalidad de las dimensiones humanas. Pero tu texto plantea lo humano en toda su poesía y me ha gustado mucho. enhorabuena pues!!! (p.d. ahora que los manifiestos han caído en desuso igual son más necesarios que nunca). xabi

Maria Durga dijo...

Hola, he llegado aquí "¿por casualidad?" y he comenzado a leer este manifiesto, según iba leyendo me decía ¡santo cielo cómo me gusta! y ya llegando a su final me he emocionado, si, me ha conmovido la belleza de este texto.

La emoción me ha llevado a leer parte de los contenidos de este blog, y he visto que habla principalmente de mujeres, debo reconocer que no conozco a casi ninguna de las que aquí aparecen, pero me ha gustado muchísimo saber de su existencia, de su hacer y de su sabiduría y me siento estimulada a querer conocer más sobre sus interesantes vidas.

Por todo ello, gracias, mil gracias, volveré para seguir conociendo.

Abrazos infinitos

Maria

José Ignacio dijo...

La narración de la historia, de un aconteciemto, de una experiencia creo que resulta de una percepción.
"Todo depende del color del cristal con que se mira"
La experiencia personal, como bien dices, es una minúscula parte de la historia.
Pero además esta la memoria que con el paso del tiempo nos modifica el recuerdo de la experiencia.
Entre otros temas esta la cultura,la forma de expresar y la dificultad de entender.
Es complejo.
Hasta pronto.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias Xabi, Marga y José Ignacio por vuestras emocionantes palabras. Me es tan grato poder compartir con vosotros este pequeño espacio y el que me ofrecéis vosotros.
Abrazos.