28 feb. 2009

Hablarte en cubano

Ilustración: Miguel Porto

La zozobra del lenguaje de los ceros y unos
aviva el instante de lo posible,
encaja las hebras con delicada paciencia.
¡Vuelve a mí, lectura desgarrada!
Susurro de las páginas escritas en el viento.
Pujante la subida que nos une.
Angustioso ronronear garganta abajo,
con este trago de ron te amo un "todavía más".
Y el fin siempre sabrá a poco.
Vuelves y vuelves y ahora te vas.

Julia y Nieves Soriano Nieto
Hijas de los cuatro vientos

2 comentarios:

Maxi dijo...

Mi nombre es Eolo, así es que conozco de primera mano a las hijas de los cuatro vientos: Ese vaiven que deja vacios y sonrisas tristes y esperanzadas al mismo tiempo en la cara y en el corazón de los mismísimo dioses. ¡Veros bailar en los vientos! ¡Seguiré soplando!

Maxi

Nieves dijo...

Gracias, papá. Sigue soplando como lo haces siempre. Tu voz aviva el caminar de estas dos semillitas que habéis plantado en esta vida. Besos.