1 feb. 2012

Educación para la Ciudadanía Pepera



No entiendo exactamente por qué el Partido Popular se empeña en desacreditar constantemente la labor del profesor. Quizás porque no tienen educación cívica alguna. Llevo enseñando Educación para la Ciudadanía durante tres años en la Comunidad Valenciana. Sobreviví a las vejaciones de tener que seguir el currículum que obligaba a hacer la traducción simultánea en inglés para tal asignatura en la Comunidad Valenciana -a propuesta del brillante partido que nos gobierna-. 
Que yo sepa en ningún momento me dedico a adoctrinar a mis alumnos. Ellos mismos podrían decirlo. A pesar de mi posición política radical en contra del Partido Popular, jamás hice a mis alumnos ningún comentario en contra o a favor de ningún partido. A pesar de que a nivel personal la Iglesia me parece moralmente reprobable, jamás he hecho a mis alumnos comentarios para que se tornen ateos. 
Porque creo en la libertad de decisión personal y en la democracia, y porque lo único que he venido haciendo hasta el momento actual en esa asignatura es enseñar a dialogar, sustento base de los Derechos Humanos.
Repito, no entiendo por qué se empeñan en descalificarnos constantemente de cara a la opinión pública. No obstante, lo que sí sé es que llamen como llamen a la asignatura, y cambien como cambien el currículum, seguiré enseñando lo mismo, es decir, ni he adoctrinado, ni me podrán obligar a adoctrinar a favor de ningún bando.


http://www.rafaelrobles.com/2012/02/educacion-civica-y-constitucional/

3 comentarios:

Luis dijo...

Nieves creo que lo indicas es cómo debemos actuar los docentes, es decir, sin adoctrinamientos al margen de nuestras ideologías. Yo siempre he procurado ser ecuánime cuando tratábamos asuntos que podían interprestarse como estar a favor o en contra de alguien o algo. Siempre menos contra los totalitarismos de izquierdas o de derechas, tanto montan, montan tanto. Ahí si me muestro radicalmente en contra de todo lo que supongan violaciones de los derechos humanos. Por eso te considero una buena profesora y yo al menos intento serlo también.Pêro por desgracia he conocido y conozco muchos docentes que adoctrinan a sus alumnos políticamente. Me pasó en Cullera: un profesor accedió a que se diese un mitin de ERC en su horario lectivo. Vergonzoso. Y así hay muchos y todos lo sabemos. Por cierto la asignatura yo la estoy dando este año (ciudadanía) y, a parte que me parece más útil la antigua ética, no tiene mucho contenido ideológico que digamos. Y lo curioso es que proponen otra asignatura que viene a ser lo mismo, porque eso que proponen también se da ahora en ciudadanía. Yo creo que han querido contentar a los sectores más ultras de su partido ( eso pasa siempre con todos los partidos) para dejar las cosas igual. Creo que deberíamos analizar la reforma en profundidad del bachillerato, con un año más, la preparación para una buena fp, la autoridad del profesor, la falta de disciplina y porque somos el culo del mundo en educación con la peor ley educativa que se les ocurrió a las cabezas pensantes que gobernaban en los 80. Eso es lo importante y no desviar el foco hacia esa nueva asignatura que, básicamente tiene lo mismo. ¿O no se da Constitución ahora?. Yo la hubiera suprimido y fuera problemas, porque antes tu sabes que todo esto se daba en "contenidos transversales", desde todas las materias. ¿Qué opinas?.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Hola, Luis, ¡qué ilusión verte por aquí!
Querría decir que, si bien es cierto que existen profesores que adoctrinan, siempre los ha habido. Yo cuando era niña no recuerdo en mi colegio público más que profesores adoctrinadores. No es necesario catalogar a los profesores de ciudadanía como adoctrinadores, sino atentar contra tal abuso en casos particulares -que hoy día creo no sean muchos-.
Con respecto a los radicalismos. Yo, personalmente, soy radical con los tres valores fundamentales en los que creo: reciprocidad, respeto e igualdad, y no los negocio ni para mi vida personal ni profesional. El resto son negociables.
Con respecto a quitar la asignatura, antes lo veía más claro, pero ahora, después de estos años, me doy cuenta de que está bien enseñar a pensar a los alumnos ya desde segundo de la ESO.

Luis dijo...

Es cierto, pero se puede enseñar a pensar desde TODAS las asignaturas, p. ej. las C. Sociales, donde se abordan innumerables aspectos que pueden ser actualidad. Con los temas transversales se puede hablar de consumo responsable, educación sexual, modelos de convivencia y familias, ect. La Ciudadanía está bien y está bien que siga aunque se llame de otra forma. Nosotros podemos introducir todos esos temas por nuestra cuenta, es la libertad de cátedra.