18 jul. 2012

Fragmentos geosféricos ILII

 
El camarote de la reina

Y ahora habitas en mis brazos, y eres corazón en fuga de mis ojos, y como el ritmo de un son enloqueces las caderas. No hay retorno. No hay razón. No lo pienso. Tan sólo soy actos intuitivos para vivir amarrada sentimentalmente a ti.

No hay comentarios: