30 ago. 2014

Fragmentos mamíferos XXXIII



Atardeceres violeta

Hay discursos sin labia. Son los discursos con labios. Hay fuerzas centrífugas, centrípetas, que en lugar de azotar arrullan. Hay éxtasis sin embriaguez, elixires ni moderados ni venenosos. Hay momentos, instantes, vivencias cuya belleza es sostenida, perdura. Y se van convirtiendo en ritmo cotidiano. Son aquellos que llenan el pecho de mariposas. Los vivimos pocas veces en la vida, sólo cuando fluimos y nos dejamos dar. Sin embargo, su hermosura tiñe los atardeceres de violeta.

29 ago. 2014

Fragmentos mamíferos XXXII



El tránsito

El tránsito cuando se realiza bruscamente está deshumanizado. Cambiar de espacio, de lecho, de alimentación, morir sin anunciarlo... 
Sin embargo, hay cambios bruscos que nos llenan de energía. Estos suceden cuando se cambia guiados por un deseo intenso o un sueño. Quizás en ellos no pueda existir etapa intermedia, porque colonizan el corazón y le brindan una nueva libertad atronadora.

27 ago. 2014

Fragmentos mamíferos XXXI


Etiopía

El sueño, perdido, bucea fronteras de viaje. Es como el corazón del regreso. Se haya navegando mares de sentimientos que poco a poco alcanzan su poso. El viaje que no tatúa el corazón no es viaje. Y el tatuaje es como una llave. Se abre al verbo que claudica palabras de Amor, nombres propios, ciudades, personas, caminos de Luz, esperanza íntegra. Entonces, con la mirada luminosa, sabemos que somos mejor personas.