28 dic. 2007

Joan Brossa


Estos días, hasta el 13 de enero, se puede ver en el Museo Municipal de Albacete una exposición dedicada a Joan Brossa, constituyendo, así, una antología de su obra. Este autor, nacido en 1919, comenzó su participación activa en el arte a través del género de la poesía. Abriendo espacios a una escritura que navegaba más allá de los cánones de lo clásico, por ello ha sido considerado vanguardista, pasó de escribir a través de la palabra a hacerlo a través de la imagen. A fin de cuentas, los trazos de una mano al componer las palabras configuran en la retina del lector una imagen que será interpretada en base a un significado, que, a través de las connotaciones y las metáforas, se abre a diferentes posibilidades. Y este significado múltiple se asemeja al que nos proporciona la imagen. Así, en Joan Brossa, inspirado de la caligrafía artística de la lengua árabe, las palabras se hacen arte metamorfoseándose a través de lo visual, dando lugar a los poemas visuales, a los poemas objeto o a los poemas escénicos.
Y es a través de las salas como nos vamos dando cuenta de esta transformación creativa que hizo de Joan Brossa uno de los puntos claves de la reivindicación y de la revolución para las artes del siglo XX.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente comentario, pero no confundamos las cosas. Su poesía visual y/o corpórea no es fruto de una evolución, sino que el autor la simultaneó con la literaria desde el principio. Además se trata sólo una pequeña parte de la obra de Brossa, si se compara con su producción escrita (más de 80 poemarios). Su "poesía escénica", más de 350 obras, es absolutamente literaria (teatro o guiones de cine). En cuanto a su inspiración en la caligrafía árabe... me imagino al poeta sonriendo socarronamente ante tu apreciación. El valor plástico y simbólico de las letras sigue escrupulosamente el orden del alfabeto latino, y si alguna predilección había confesado, era por la letra de palo y por la Clarendon. Visto que te interesa el tema, te recomiendo los volúmenes "Joan Brossa: Poesía tipogràfica. Barcelona: Fundació Joan Brossa, 2004" e "Itinerarios brossianos. Barcelona: Ajuntament, 2006".

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias por la referencia que me brindas, en la que ahondaré sin duda.
Y qué bello ver que en la vida se pone algo, en este caso el arte, y existen diferentes, diversas interpretaciones, tantas como la diversidad humana. Una obra de arte es como un árbol lleno de ramas. No creo que Joan se riese, si no es socarronamente, por ninguna interpretación sobre su obra. La diversidad de pensamiento es lo más bello que se puede regalar a una persona que produce algo.