1 ene. 2009

Dona Haraway. La teoría del cyborg


Un día como hoy, en 1985, Dona Haraway publicó su Un manifiesto Cyborg: Ciencia, tecnología y socialismo-feminista a finales del siglo XX. En él expone una teoría con novedosas aportaciones al feminismo que se había desarrollado a lo largo del siglo XX. La autora plantea la existencia humana contemporánea como una existencia cyborg, compuesto de un cuerpo al que se le añaden apósitos que tienen que ver con la identidad puramente individual. El cyborg reacciona en contra de las teorías esencialistas culturales. Éstas, que aprisionan a seres humanos, como en el caso de la mujer, han transmitido conceptos a lo largo de la historia que se han anquilosado en las personas. Así, transforman conceptos culturales en conceptos naturales. Un claro ejemplo es la teoría de la inferioridad natural que presentaba el cerebro de la mujer con respecto al del hombre en la física aristotélica.
Entre otros, el cristianismo y el mito de Edipo se han configurado como condicionantes de una desigualdad entre los géneros.
El cyborg no entiende de conceptos, no comprende y lucha en contra de "hombre", "mujer", por ser categorías que implican una construcción histórica por parte de las teorías esencialistas. Es decir, Dona Haraway plantea una lucha en contra del concepto de identidad que tanto condiciona a las personas.
Quizás sea la mejor forma de comenzar un año reflexionando sobre los conceptos que utilizamos y que prejuzgan la tolerancia ante lo que nos rodea. Conceptos tales como el de la figura paternal o la figura maternal, por ejemplo, crean en el debate actual la configuración de prejuicios tales como la intolerancia ante la adopción de hijos por personas que no se adaptan a los conceptos establecidos de familia que han transmitido las teorías esencialistas a lo largo de nuestra historia.

3 comentarios:

Ana cuéllar dijo...

Interesante la propuesta de Donna Haraway. Que tomando su bagaje científico, se convierte en la observadora y testiga de una tendencia en la sociedad actual y no puede silenciar lo que ve.En Un Manifiesto Cyborg. Partiendo del concepto de el "cyborg" que introduce y define en cuatro partes. Un cybor es:-Organismo cibernético.-Híbrido de máquina y organismo.-Criatura de realidad social vivida-Criatura de ficción.El cyborg,no requiere una identidad estable y esencialista y según Haraway, las mujeres deberían considerar crear coaliciones basadas en la "afinidad" en vez de la identidad.Pues "no hay nada acerca de ser hembra que una naturalmente a las mujeres. Ni siquiera existe tal estado como el ser hembra, que de por sí es una categoría altamente compleja construída en discursos científicos sexuales debatidos y otras prácticas sociales". Y la afinidad resulta de la otredad, diferencia y especificidad.La idea es modificar el propio pensamiento de individuos aislados al pensamiento de la gente como vértices en una red.En este sentido, se puede desarrollar un nexo que no tiene nada que ver con ideales occidentales patriarcales. El "mundo cyborg" ideal de Haraway consiste en gente viviendo junta, sin miedo de su nexo comunal con los animales y las máquinas.A través de la metáfora del cyborg, a la vez que es crítica, con las consecuencias de lo tecnológico, propone la idea de que las máquinas pueden contribuir a la liberación y que esto es algo que las feministas y las mujeres deberían considerar. Ya que favorecería una sociedad con alternativas, a la vieja dominancia jerárquica, suministradas por una red de individuos con valores igualitarios.

Maxi dijo...

El hijo del cyborg no tiene padre ni madre porque fue fabricado a partir de un kit comprado por internet. Venía preparado para no poder albergar ni prejuicios ni complejos y sus pasiones eran autónomas, es decir se podía autoprogramar para sentir las emociones pertinentes para alcanzar la felicidad deseada. Al tener garantizada su supervivencia por la acumulación del esfuerzo de generaciones anteriores de humanos y habiendo quedado obsoleto su instinto genético de reproducción, se había independizado del trabajo y del sexo, los dos asuntos que habían esclavizado antiguamente a los humanos... y a otros seres vivos. Había alcanzado la paz.

Maxi

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Ana, por las precisiones siempre tan adecuadas. Eres un encanto.
Y gracias también, Maxi, por esos versos poéticos inspirados en el cyborg.