4 abr. 2009

Bettina von Arnim


Un día como hoy, en 1785, nació Bettina Brentano von Arnim, una de las grandes representantes del Romanticismo alemán, y que más se ha dejado olvidada. Bettina fue una mujer muy plural. Dedicaba una parte de su vida a la escritura, lo que le valió el gran respeto de su coetáneos como Goethe, con el cual mantuvo una intensa correspondencia, Briefwechsel mit einem Kinde, que queda novelada en La inmortalidad de Milan Kundera. También, por lo que respecta a la escritura, mantuvo correspondencia con la poetisa Carolina von Günderrode, de la que queda traducida al castellano la Última carta de amor de Carolina von Günderrode a Bettina Brentano antes del suicidio de la primera.
A su vez, y por lo que más destacó, fue una de las representativas compositoras de música romántica, siendo admirada por Lisz, Brahms o Schumann.

1 comentario:

GAB dijo...

hey, un saludo, sabes? le hice algo a Bettina en el blog.

saludos