30 may. 2009

Séraphine de Senlis





Aunque sin motivo de efemérides, quizás por fortuna, quería mostrarles aquí, para aquellos de ustedes que no la conozcan, la figura de esta gran pintora, poco explotada, pero especialmente interesante.
Séraphine de Senlis vivió entre dos siglos, naciendo en el XIX y muriendo en el XX. ¿Qué supone vivir entre esos dos siglos? Ver cosas como el triunfo del comunismo, el triunfo del fascismo, la crisis del arte, el nacimiento de las Vanguardias, la invención del séptimo arte, y otras tantas pequeñas o grandes hazañas que abren a la época contemporánea.
Séraphine, francesa, aprendió unas estructuras lingüísticas en las que se inscribía su pensamiento. Y no sólo se le permitía en este camino poder comunicarse, sino que tenía una condición en la vida, la de su trabajo. Ella dedicaba su tiempo a las tareas del hogar y cuidado de otros por dinero, lo que se llama femme de ménage. Sin embargo, Séraphine, además de tener la capacidad de comunicación y una dedicación laboral, tenía un don, el arte. Un don que se le había dado a ella, y que le hacía única, dado que no la inscribía en ninguna escuela, en una época en la que las escuelas de arte eran algo a la orden del día: impresionismo, fauvismo, expresionismo, etc.
¿Arte naïf? Dicen algunos. Diría que simplemente nos dejemos sorprender nosotros mismos por sus pinceladas.

2 comentarios:

ÀNGELS dijo...

Me alegra ver que has investigado sobre esta pintora tan espcial. Un día te comenté que iba a ver la película que contaba su vida, hoy te la recomiendo...
Séraphine fue una mujer que merece ser recordada por tener una sensibilidad extaordinaria y un amor por la pintura nada usual...

Nieves Soriano Nieto dijo...

La verdad es que he visto la película estos días y me ha emocionado. Difícil a veces la vida, y fácil cuando sabemos cómo interpretarla. Besos.