11 ago. 2009

Ayn Rand


Recreándose con películas clásicas en el tiempo libre, uno descubre también mujeres que contribuyeron al desarrollo del cine a través de la filosofía y la literatura. Tal es el caso de Ayn Rand, rusa de nacimiento, que defendió, a principios del siglo XX, la filosofía que gustó llamar "Objetivismo". Ésta expone un sistema que se podría resumir de la siguiente forma. Desde el punto de vista del conocimiento, es defensora de la Razón humana. Desde el punto de vista de la metafísica, es defensora de la existencia de una realidad objetiva que puede ser conocida por el ser humano a través de su Razón. Éticamente hablando, es defensora de la defensa radical de los actos del individuo frente a los actos impuestos por la sociedad. Y políticamente hablando es defensora de la estructura basada en la economía del capitalismo más radical del dejad hacer, dejad pasar. Esto es, se posiciona en contra del intervencionismo del Estado en las decisiones político-económicas de los individuos.
En cierta medida, para Ayn Rand es suficientemente social la aportación individual de un ser humano creativo, a pesar de tener que ser defendida en su individualidad, en tanto deja a la sociedad y a su futuro lo que ha creado.
Sobre Ayn Rand tenemos múltiples obras. En cuanto a las filosóficas, en castellano puede leerse La virtud del egoísmo. En cuanto a las literarias, si acaso más sugerentes que las filosóficas en tanto que las aplica a un contexto ficcional determinado, podemos leer El manantial y La rebelión del Atlas. Sobre la primera de estas dos se hizo una adaptación cinematográfica dirigida por King Vidor, protagonizada por Gary Cooper y Patricia Neal, y cuyo guión fue adaptado por la misma Ayn Rand. Una gran aportación que podría resumir su filosofía es la defensa que hace Gary Cooper de sí mismo en la última escena:

3 comentarios:

Ana Cuéllar dijo...

Pese a los años que hace que vi esta película; esta escena final permanece en mi memoria, como defensa del individuo en sí mismo.Y como defensa heróica de la libertad, creatividad y los derechos de la persona frente al estado, la tradición y la opinión popular.
Y Ayn Rand me parece una escritora y filósofa interesante y merecedora de atención. Su pensamiento filosófico que podemos situarlo entre el liberalismo clásico("dejar hacer. Dejar pasar") y el libertarismo actual, no deja indiferente a nadie.
El punto central de su filosofía se centra en la consideración del hombre como un ser heróico, con su propia felicidad como el propósito moral de su vida, con la productiva realización como más noble actividad, y con la razón como su único absoluto.Ayn Rand instaba a los hombres a dominarse a sí mismos y a sus vidas como sus valores superiores, y a vivir bajo el código del individuo libre con independencia, integridad, racionalidad, y esfuerzo productivo.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Ana, por tu comentario. Besos.

TOWANDA dijo...

Excelente escena !!! Ayn Raind, una lectura obligatoria y enriquecedora.
Gracias