1 ago. 2009

Lola Iturbe


Un día como hoy, en 1902, nació Lola Iturbe. Lola destacó a lo largo de su biografía por ser una luchadora en contra de las injusticias y a favor de la igualdad. Desde que a los 14 años, cuando trabajaba de pantalonera, se afilió a la CNT, Lola abrió un camino en el que actuaba como sindicalista libertaria y militante anarquista.
Su lucha se definió también y especialmente en el ámbito de su género. Publicó La mujer en la lucha social, y contribuyó a organizar el Casal de la Dona Treballadora.
Durante la guerra civil, participó en el Comité de Milicia Antifascista, siendo corresponsal de guerra. En 1939, acabada la guerra, se exilió en Francia para luchar contra el nazismo.
Con sus propias palabras autobiográficas: Participé en el movimiento anarquista desde mis mejores años de juventud, prestando asistencia a los presos, participando en las manifestaciones y, más tarde, en el desenvolvimiento de mi formación, en reuniones, mítines y conferencias... Acompañé y asistí en su celda, hasta horas antes de que fueran ajusticiado a garrote vil, en la madrugada del 10 de noviembre de 1924, a Juan Montejo y a José Llácer. Tomé la palabra en actos públicos, como en el mitin celebrado en el Palacio de Exposiciones de Montjuich, en el que hablaron Domingo Germinal, Ascaso y Durruti... Colaboré en algunos de nuestros diarios y revistas firmando con el seudónimo de `Kyralina´ en homenaje a la famosa novela de Panait Istrati . Fui secretaria del Sindicato del Vestido de Barcelona. Ayudé a mi compañero `Juanel´ en sus tareas en la editora Tierra y Libertad, así como también, más tarde, como administrador de la misma... Pasé muchos apuros económicos e incontables sufrimientos morales con la vida de lucha que `Juanel´ ha llevado durante casi toda su existencia. Detenciones, fugas y diecisiete encarcelamientos; traslados forzosos de domicilio y de país, siempre acompañada de mi madre imposibilitada y de nuestros hijos. Durante la guerra no realicé otras actividades que visitas a los frentes desde donde escribía algo... En el verano de 1938, atendí a la anarquista norteamericana Emma Goldman (...). Anteriormente, recién terminados los trágicos sucesos de mayo del 37, pasé a formar parte de la oficina Jurídica de la CNT, desde donde intervine en la localización y libertad de varios presos nuestros y del POUM, que habían sido recluidos en las `Chekas´ de los comunistas... Después de terminada la guerra, el éxodo y los largos, larguísimos años de exilio, agravados por los siete años de prisión a que fue condenado `Juanel´ cuando regresó de nuevo a España en 1946, intentando una vez más luchar por nuestras ideas...
Carta incluida por Juan Llarch en Cipriano Mera. Un anarquista en la guerra de España, Euros, BCN, p. 47.

No hay comentarios: