17 nov. 2013

Fragmentos geosféricos XC


Entierro de estrella fugaz

Llega el azote del invierno, reclamando a las columnas vertebrales su clemencia. Llega y duele el frío, cuando brota el animal de sangre caliente por latirse. Cada año la misma pregunta. ¿Qué sentirá mi anciana abuela de 90 años en sus huesos? ¿Qué sentirá al verse tan cercana a la muerte, que podría llegarle en un gélido invierno manchego? ¿Qué se siente al pensar que quizás ya haya sido la última vez que se ha visto florecer la primavera? Cuando uno está en el invierno de la vida, morir en invierno debe ser temible. ¿Dónde quedaron las flores? Volved flores incandescentes de cálida estrella fugaz para hacer sonreír a cada anciano antes de su muerte.

No hay comentarios: