25 may. 2012

Francisco Jarauta. Mi más apreciado profesor



Mi maestro Francisco Jarauta este año se jubila. Ese hombre que tanto ha marcado mi vida en los años de formación, como la de muchos alumnos. 

Francisco Jarauta tiene muchas cosas positivas. De entre ellas siempre me gusta hacer referencia a su uso y ofrecimiento de la libertad. Como maestro, regala siempre a sus alumnos posibles caminos de pensamiento. Sin embargo, siempre son sugerencias que cada uno de nosotros hemos completado de nuestra forma, a nuestra manera, según nuestras inquietudes personales. Así, enseña a construirse, no enseña una manera única de ser en el mundo. Por eso, como él hace para su persona, es un hombre respetuoso con la libertad de cada cual.

Otra de las cosas muy hermosas de Paco es que siempre acompaña el camino de la vida de sus alumnos más profundos con una cercanía y una generosidad admirables. Está ahí cuando se le necesita y si se le pide una mano. Es una de las personas más leales que jamás he conocido. Porque sabe que cuando está seguro con el trabajo de una persona o con su afecto hacia una persona, nada se antepone a ella.

También me gusta siempre decir que Paco es un hombre con una ética personal y unos valores muy claros y establecidos, y que exige del otro también una serie de valores y parámetros de actuación definidos y personales de cada cual. No le gustan las tonterías, ni las formas de actuar no claras.
Y es esa ética personal la que transmite. Hace al otro construir la suya propia, porque muestra con el ejemplo qué significa tener una ética personal. 
Así, la última clase que ha impartido, el lunes 21 de mayo del 2012, en estas épocas de recortes, ha sido en las calles de Murcia, en la Universidad que lo ha visto crecer como profesor, reivindicando con ella un futuro para la Universidad no tan oscuro como el que plantean las medidas del actual gobierno.

Y, díganme, ¿no es acaso un hombre fantástico?

7 comentarios:

_An dijo...

Enhorabuena, alumna.
Un abrazo muy fuerte.

Diles dijo...

Indudablemente este tipo de personas son un regalo para los que están cerca de ellas. Me ha gustado mucho el artículo y el video. Gracias Nieves.
Mar Andreu

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Ángela y Mar!!

Pilar Turiso dijo...

A Francisco Jarauta, gran sabio y persona excepcional, lo admiro y lo quiero. Es siempre una suerte poder escucharlo y reflexionar sobre sus opiniones. Con su jubilación la Universidad pierde a un gran profesor.
Felicidades por el artículo.Muchos besos.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Pilar!!

Anónimo dijo...

Tenemos una suerte enorme los que hemos podido disfrutar de sus enseñanzas, de sus historias.
La universidad está en crisis y seguro que lo está ya desde hace muchísimos años atrás. Pero ahí está él, resistiendo a esa ''racionalización a la baja' a la vez que como tú dices, animando a pensar, a crear nuestros criterios.

Porque debe debe ser maravilloso llegar un día, después de tanto tiempo atrás estudiando y descubriendo, y que no sepas aún lo que eres... Y es que esto es algo que se descubre muy poco a poco, y con mucha experiencia. La profesionalidad esta bien pero no lo es todo.

Gracias a este gran maestro por mostrarnos un nuevo horizonte y por haberte entregado a hacerlo tantos años.

Y Nieves, felicidades a ti también, porque si estás tantas veces entre las palabras de una persona así, es porque deber ser fantástica, y sin conocerte, lo imagino.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Todo es poco para describir a Paco Jarauta en mi interior. Y, sí, el cariño y el respeto moral es mutuo ;-) Gracias.