7 sept. 2012

Minervita y sus caricias


Minervita, el miércoles sucedió. Fue nuestro primer momento mágico de amor intencional por tu parte. Te estás haciendo mayor y tu tía se está haciendo cada vez más una apasionada de ti. ¿Recuerdas? Estábamos jugando dentro de tu cajita de cartón. Yo apenas cabía en ella con medio cuerpo y tú hasta te puedes poner de pie dentro de ella. Me estabas enseñando tus pegatinas de perritos mientras decías "Dog". Y luego nos pusimos a hacer el castillo de cubos. Tú cogías un cubo, lo ponías encima del anterior, pero normalmente era el cubo del tamaño equivocado. Y te dabas cuenta, curiosamente, y te partías de risa a carcajada limpia. Yo contigo. Y una y otra vez. Y las dos a carcajada limpia. E imitabas hasta mi forma de reírme. Y, de repente, te pusiste de pie, te acercaste a mi cara mirándome con los ojos más dulces y hermosos que jamás haya visto y me diste dos caricias en las mejillas. Creo que me has regalado uno de los momentos más hermosos y felices de mi vida. ¡Gestos de amor intencionales! ¡Para ti también era especial ese momento! ¡Y ya eres capaz de amar de una forma más compleja, como haces con tu gatito Mr. Kitty!
Leerás esto un día cuando seas mayor. No lo olvides, estar cerca de la infancia es lo más hermoso que puede pasar a un adulto. Algún día tendrás hijos y lo comprenderás todo. Pero ahora eres tú el bebé :D

No hay comentarios: