20 sept. 2012

Paraísos como agua para incendios

 
Me gusta hacer apuestas fuertes por las personas. Los seres humanos en general somos reacios a las mismas, porque tenemos miedo a que nos salgan mal. Sin embargo, creo que cuanto más fuerte se apueste por una persona, mejor saldrá, porque en el fondo lo que todos necesitamos es que se crea en nosotros de una forma profunda, que se nos valore y reconozca lo que somos y hacemos, sin condiciones ni normativas ni neurosis. Y es que ese pequeño rincón de amor nos da fuerzas para luchar en un mundo en ocasiones hostil.

No hay comentarios: