4 abr. 2013

Fragmentos geosféricos LXII

 
Sólido camino para mi pequeño samurai

Nunca mueras en vida. No alcances a abrazar la rendición de la ceguera, ni la beatitud de la cobardía. Abrázate al húmedo hálito de las Amables, las que buscan la tierra de gozo, las que labran raíz de camino o espíritu de bondad.

Amable (etimología): Del latín amare (amar), junto al sufijo -ble, que indica la posibilidad. Amable, por tanto, es quien tiene la posibilidad de amar, es decir, quien es capaz de amar. 

No hay comentarios: