15 sept. 2013

Fragmentos geosféricos LXXXI


Melancolía

Callar sentimientos tristes. No darles voz. Sólo cabida en esa botella sellada que todos tenemos, allí donde guardamos los sonidos vocálicos de la melancolía. Cuanto más público se hace un sentimiento, más real es, porque más entidad adquiere, ya que lo conocen otros y acaban tarde o temprano por recordárnoslo.

No hay comentarios: