21 sept. 2013

Fragmentos geosféricos LXXXII


Tai Chi

Frente al mar. En una cala perdida de Villajoyosa. Después de tanto tiempo. Recuerdos alcanzan la quietud. Viviendo gaviotas en el horizonte que abrevan libres. Llega la memoria sin dolor. Todos los momentos que atraviesan la vida. Atraviesan, no azotan y te hacen tan libre como aquel ave. Libre de al fin poder recordar lo más hermoso de cada instante. Incluso aunque en algunos existiera el llanto.

No hay comentarios: