3 abr. 2014

Fragmentos mamíferos IV


Tu circunstancia, mi circunstancia, tus leyes, mis leyes, tus costumbres, las mías, tu cuerpo y el mío, el nosotros. Es en ese momento de diálogo en el que a partir de él todo fluye. El nosotros. Ese espacio que brota, sin palabras, cuando no hay condicionantes, y que finalmente acaba por decir que la vida no es solo tuya o mía, aunque siga siendo tuya y mía.

No hay comentarios: