16 abr. 2014

Fragmentos mamíferos VII


Gnomos

La línea que dibuja el sol de la tarde sobre tu cintura desnuda al viento de la primavera. Ese perfume de ropa limpia que invade el hogar. Una pelusa, las pisadas húmedas, los restos de humo de un cigarro de amor. Es real, es efectivo, han llegado los gnomos traviesos de las vacaciones. Me han abierto de lleno al mundo cual niña pelirroja.

No hay comentarios: