31 mar. 2014

Adrián


Me entra muchísima felicidad cuando me dicen que tiene mi mirada, no ya mis ojos, sino mi mirada. ¡¡Es tan hermoso!! No me canso ni un segundo de observarlo, interactuar con él, conocerlo, averiguarlo, entenderlo.

Fragmentos mamíferos III


Inteligencia Emocional vs Inestabilidad Emocional

Llevo leyendo unos días sobre competencias sociales para el grupo de trabajo de convivencia de mi instituto. La verdad es que una de las cosas relacionadas con el concepto de humano mamífero, para mí, es la inteligencia emocional (IE). 
La inteligencia emocional la entiendo como la capacidad de gestionar las emociones en beneficio propio y de los demás que nos rodean. Y esa gestión procede del ámbito cognitivo, lo que hace a la inteligencia emocional propiamente humana. Un animal también tiene emociones, siente físicamente ira, celos, regocijo o decaimiento. Ahora bien, el animal no es capaz de gestionar esas emociones en beneficio propio y mutuo. Así, un animal que siente ira, cargará directamente con el objeto que causa su ira. O si siente deseo, irá directamente a tratar de reproducirse con el objeto de su deseo. Sin embargo, el ser humano airado es capaz de gestionar la ira antes que atacar, en beneficio de sí mismo y sobre todo del otro, o es capaz de gestionar el deseo antes de aproximarse sexualmente a una persona, considerando si el otro también lo desea y en qué términos. 
Esto es algo evidente. Lo que me llama la atención, y por ello aquí quiero sacarlo, es que muchos demagogos de la Inteligencia Emocional no tienen ni pajolera idea de estos conceptos. Y juzgan a sus congéneres en base a que se dejan llevar o no por sus emociones, suponiendo que todos nos deberíamos dejar llevar por ellas. Es decir, que quien sigue sus emociones, es inteligente, y quien no, no. 
Me parece que deberíamos reflexionar un poco más allá, porque si yo me dejo llevar solo por mis emociones sin el factor cognitivo, un día puedo amar a una persona y al siguiente día odiarla, por ejemplo. O un día puedo sentir que soy la más feliz del mundo y otro día la más triste. Sin embargo, soy capaz de amar a una persona incluso aunque ciertas cosas de ella no me gusten, o comprender que la felicidad o la tristeza son un estado que va más allá de pequeñas circunstancias aleatorias y perentorias. Para mí la gente que es puramente emocional entra bajo la sospecha. ¿Qué confianza puede dar alguien que vibra con el viento de las emociones, que son pasajeras y muy momentáneas? ¿Puede una persona emocional hacerse cargo de otros? ¿Considerarlos? ¿Cuidarlos? Para ello creo que se requiere una gestión cognitiva de esas emociones, es decir, una coherencia humana. Estas personas que tanto hablan de la Inteligencia Emocional como bandera del emocionalismo me parece que también siguen las siglas IE, pero de Inestabilidad Emocional. Y eso es algo muy dañino para la sociedad, porque educar a los hijos o alumnos desde esa inestabilidad emocional (IE) hace que no sean capaces de gestionar sus emociones en beneficio de otros, es decir, los imposibilita para construir una sociedad respetuosa, armoniosa, de convivencia y amor.

29 mar. 2014

Mario Benedetti. La gente que me gusta


Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad. Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.
Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.
Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme.
La gente que tiene tacto.
Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.
A estos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor.
La gente que nunca deja de ser aniñada.
Me gusta la gente que con su energía, contagia.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.
La gente que lucha contra adversidades.
Me gusta la gente que busca soluciones.
Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.
Me gusta la gente que tiene personalidad.
Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.
La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.
Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido.

19 mar. 2014

Fragmentos mamíferos II



Hay tres tipos de personas con las que me entiendo especialmente bien: los niños, los adolescentes particularmente los más "problemáticos" y los ancianos sobre todo con Alzheimer. A veces me pregunto o preguntan cómo puedo entenderme tan bien con ellos. Son precisamente tres tipos de personas de trato complicado, especialmente los adolescentes y los ancianos con Alzheimer. En realidad pienso que lo que mejor puede hacernos entenderlos es olvidarnos de nuestra forma de pensar habitual. Olvidar las formas racionales de pensamiento de un adulto. Olvidar las estructuras. Olvidar la imposición o presuposición de normas y pautas de comportamiento estándar. O quizás recordar. Recordar la forma irracional e imaginativa de pensamiento. Recordar las emociones. Recordar la falta de estructura. O recordar que existen pautas y normas de comportamiento flexibles e individuales. Así pues, simplemente entrar en su mundo, en el de cada una de las edades, y no pretender que ellos entren en el nuestro.

Todo lo demás es más sencillo. Un niño vive en ese mundo irracional, imaginativo, natural, emotivo, sin límites, libre. Y nunca podrá comprender explicaciones racionales ni acabará por comprender por qué existen las limitaciones, por mucho que acabe cumpliéndolas a base de riña o regañina. Un adolescente, en tanto que todavía tiene el corazón puro de un niño, se está haciéndo adulto y se le trata como tal. Ese estar entre un estado y otro le hace rebelarse ante el hecho de tener que vivir en un mundo racional, desnaturalizado, limitado, normativizado, estandarizado. Y, por ello, se rebela ante quien se lo impone. Él tampoco responderá a más limitaciones verbalizadas e impuestas ni desnaturalizaciones si no es con mayor rebeldía. Sólo atiende al respeto moral. Un anciano con Alzheimer regresa a ese mundo irracional, natural, emotivo, sin límites y libre. Y tampoco, como el niño, puede comprender explicaciones racionales ni podrá poner orden a su memoria como pretendemos.

A veces creo que no entramos en el mundo de cada cual, sino que pretendemos que las personas entren en el nuestro simple y llanamente por miedo. Cuando una persona habla un lenguaje diferente que no entendemos nos asusta. Y si habla un lenguaje diferente es porque tiene una estructura de pensamiento diferente, lo cual nos asusta todavía más. Solución: Lo adaptamos a nuestra maravillosa forma tan racional, desnaturalizada, alejada del instinto y normativizada hasta las máximas expresiones, en pos de que es la verdad, de que es la mejor forma. 

Claro, que todo esto no es más que una reflexión desde mi modesta y particular experiencia.

Feliz día del padre


Felicidades a todos los padres de este planeta. Especialmente a mi padre y a David.

10 mar. 2014

Espíritu Carrús


Hacía muchos años, desde que trabajé en el IES Nit de l'Albà, que no me sentía tan bien en el trabajo. Tras pasar por un instituto de corte elitista y clasista como el IES Misteri d'Elx, que solo piensa en criar alumnos soldado que obedezcan lo que las autoridades les dicen sin criterio propio, y del cual por fortuna no salí sin decir plenamente lo que pensaba de ese elitismo, estando orgullosa de que me costara casi un expediente disciplinario, pasé por el IES Sixto Marco, un instituto anodino, sin personalidad alguna, con gente silenciosa y que no tiene proyecto de educación claro. Entonces llegué al IES Carrús. En este centro por fin he encontrado realizado lo que yo concebía como un proyecto educativo adecuado a mis ideas. Y es que se trabaja en y por la diversidad. En líneas generales, se respetan las personalidades y se alimentan. Se trabaja la inteligencia emocional. Se trata a los compañeros y alumnos desde la mirada a sus circunstancias. En fin, se trabaja con inteligencia emocional. Es decir, no se trata de intentar acomodar a las personas a comportamientos que cada cual juzga como adecuados para ser mejor persona, sino que se fomenta que cada cual se construya como mejor persona dentro de quien es y lo que es. Es un trabajo muchísimo más complejo que criar alumnos soldado, pero mucho más completo para hacer ciudadanos que piensen. Y es que los alumnos del Carrús ya muestran esas trazan de personalidades propias definidas, algunos desobedientes civiles y otros desobedientes verbales, la gran mayoría acogidos en sus circunstancias.


8 mar. 2014

8 marzo. Día de la mujer



Quería desear a todas las mujeres feliz día de la mujer. Porque la lucha por la igualdad acabará por tener efecto. Cada día. Gota a gota. Desde la paz.
Y hoy no quisiera deseárselo solo a las mujeres, sino también a los hombres que luchan ella. Porque esto no se convierta en una guerra de sexos, sino en una lucha pacífica por ser personas. Hay hombres maravillosos en este planeta. Y algunos están a mi lado.

Dorothea y sus productos alemanes






Mis primeros productos alemanes regalos de cumpleaños de mi amiga Dorothea. ¡Qué ilusión! Para mí es un gran honor tener una amiga alemana así. Siempre me pareció inaccesible poder alcanzar una amistad con los alemanes, porque son muy selectivos. Hasta que comprendí que sería necesario dejarles el tiempo estando ahí para que se quitasen las capas de cebollita. Dorothea es magnífica. Y su hijo también. ¡Yuuuupiiii!

2 mar. 2014

Bertolt Brecht, "El alma buena de Se Chuan"


El viernes en la tarde estuve viendo la obra de teatro de Bertolt Brecht "El alma buena de Se Chuan" en el Matadero de Madrid representada por la compañía 13 entre L y M. Si bien la interpretación no me complació, porque no tenía la intensidad dramática que siempre había imaginado yo para la protagonista, la prostituta Chen Té, esta obra de Bertolt Brecht merece siempre la pena ser vista y releída. 
Su argumento es un dilema ético-moral planteado por la sociedad de consumo. En ella, es difícil mantener un alma buena y pura, dado que la mayor parte de las personas son viles y aprovechadas. Así, Chen Té, de alma cándida, acaba por tornarse una mala bestia para poder sobrevivir en ese mundo que la rodea. Y acaba por tornarse así sin el beneplácito de su propia conciencia, que es lo dramático.

Les dejo un enlace de la obra original de Bertolt Brecht en castellano, por si quieren leerla, y ojalá pudiera dejarles uno en alemán también, para los más osados, pero no encuentro el libro en digital gratuito. Por 3 euros lo pueden encontrar ustedes y seguro merece la pena.

http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0CDIQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.bsolot.info%2Fwp-content%2Fuploads%2F2011%2F02%2FBrecht-Bertolt-El-alma-buena-de-Se-Chuan-1953.pdf&ei=gqwTU7HmH5CShgemooHQDQ&usg=AFQjCNFf1FHIcDOcqJEWeWxEB4N7mlmb3g&sig2=MapPbgKcdgN9u7LMLA6oWA&bvm=bv.62286460,d.ZG4

Sebastiao Salgado. "Génesis". CaixaForum. 17 enero-4 mayo


Hasta el 4 de mayo pueden ustedes disfrutar de la maravillosa e imponente exposición de Sebastiao Salgado en el CaixaForum de Madrid. "Génesis". Un recorrido por paisajes, gentes y especímenes extraños de fauna y flora de todo el planeta, de cada continente. Siempre con esa mirada de Sebastiao Salgado, tan pertinente como rompedora a un tiempo. No se la pierdan.