8 ago. 2007

El Tucán Carioca



En Brasil, en el jardín botánico de Curitiba, habita el Tucán Carioca. Aunque de origen de Río de Janeiro, y gran apasionado de los baños en la playa de Ipanema, y de los altos vuelos a la montaña de Dois Irmaos y al Cristo Redentor en el Cerro del Corcovado, tiene la sede de la revolución en la capital del estado de Paraná. Allí, el Tucán Carioca de ojos inmensamente azules junto a sus compañeros mantienen una ciudad maravillosamente verde, en la que, según informan fuentes del Departamento de Estadísitica Tucaní, a cada habitante corresponden 51 metros cuadrados de superficie vegetal. Sí, así que imagínense cuánta superficie verde debe haber para una ciudad de 2 millones de habitantes en pleno Brasil. El bosque Alemao, el bosque Boa Vista, el bosque Capão da Imbuia y tantos otros lugares son los que componen el maravilloso paisaje de la zona, que dio lugar, en lengua indígena, al nombre de la ciudad como "lugar donde existen abetos".
El Tucán Carioca cada mañana se encarga de hacer la ronda pertinente que le asegura que cada uno de los transportes ecológicos funciona a su hora, que los carriles bici no son interrumpidos por camiones que descargan mercancías en los comercios, y que no se hacen atentados contra la flora y la fauna que habita en cada rincón de la ciudad. Pero no todo resulta tan fácil, porque en los últimos años -contó el Tucán Carioca a la lagartija Teresita- con el desarrollo y el crecimiento de la ciudad se ha producido un gran aumento del nivel de contaminación de las aguas. Así, el Tucán Carioca y sus compañeros de la revolución, guiados por sigilosos lagartones de Brasil, dedican su tiempo también a picotear en los pelos o en las calvas a aquellos que vierten residuos tóxicos en las aguas de la ciudad.

2 comentarios:

Francisco Jarauta dijo...

Llega al falansterio el nuevo Tucán cairota. A la otra orilla del Atlántico, con aires de trópicos coloreados, el nuevo Tucán ha elegido la ciudad de Curitiba para crear un nnuevo pequeño falAnsterio. Curitiba está en el Estado de Rio Grande do Sul y es hoy una ciudad ejemplar y modelo en todo aquello que tiene que ver con la sostenibilidad. Todos hablar de Curitiba. Son las ciudades con un movimiento ciudadano muy fuerte y dinámico.Junto a Porto Alegre introdujeron los llamados presupuestos participativos, con la intervención de los diferentes grupos y colectivos en la elaboración de los budgets municipales. Seguro que el Tucán cairoca participará también en ese trabajo. Recuerdo siempre como a finales del XIX comenzaron a viajar a Brasil pequeños grupos de libertarios y anarquistas italianos con la idea de crear ahí comunas o falansterios de acuerdo a las ideas de la Fraternité. Un film de Jean-Louis Comolli, La Cecilia, cuenta esta maravillosa historia.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Siempre tan bellas tus palabras que hablan de esos falansterios anarquistas. Me alegro de que te emocionen estos tucanes, y del carioca al cairota podríamos trazar una línea de los sueños en los que vivimos cada día.