15 nov. 2007

Margaret Mead


Un día como hoy, en 1978, murió Margaret Mead, una mujer que ha venido siendo considerada uno de los pilares de la antropología cultural. Margaret Mead, después de pasar largos años investigando con diferentes tribus de Papúa Nueva Guinea y de Samoa, llegó a la conclusión de que la cuestión de los diversos comportamientos de los seres humanos, incluso de los temperamentos, no viene determinada por un factor biológico, sino que tiene que ver más bien con un factor cultural. Así, en uno de sus libros más relevantes, publicado en 1928, Adolescencia, sexo y cultura en Samoa, Margaret trabaja con la tesis, ante la observación de que el comportamiento adolescente en Samoa se distanciaba bastante del comportamiento nervioso, maleducado y rebelde que manifestaban los adolescentes en los Estados Unidos, su país natal, de que este tipo de comportamiento tiene más que ver con una cuestión cultural educativa que con una cuestión puramente hormonal. Dependiendo de cómo se conciba la etapa de la adolescencia, así se concibe en una cultura cuál debe ser su comportamiento.
Siguiendo esta misma tesis del determinismo cultural, Margaret Mead publicó en 1935 su segundo gran libro, Sexo y temperamento en tres sociedades primitivas, abriendo paso a una revolución interpretativa sobre la teoría que tendía a explicar que en base a los diferentes temperamentos de los hombres y las mujeres, condicionados por un factor biológico, se construían las diferentes formas de organización social, que en su país natal, Estados Unidos, se basaban en un arraigado machismo. Así, para la cuestión del machismo ya no podía existir un condicionamiento biológico, ya no era posible explicar los roles en base a una fisiología determinante, porque existían otras culturas, las de algunas tribus de Papúa Nueva Guinea, en las que la mujer ejercía roles que, según la arcaica teoría machista del determinismo biológico, no podrían ser explicados. Así, y no sin infinitas controversias que llegan hasta hoy día, Margaret Mead se convirtió en una de las voces más importantes en la lucha contra la desigualdad de géneros. Por ello hoy le hacemos aquí este homenaje.

No hay comentarios: