17 mar. 2010

Fragmentos romanos LX


Onomatolabra


La palabra escrita sea libre. Su naturaleza pasa por el concepto. El concepto habita en la racionalidad. La palabra nació distante de los sentimientos. Es minusválida al expresar lo que habita el sexo.

Las personas hacemos uso de la palabra. Ciegos tentando la geografía interior. Acabaremos gritando en sonidos de súcubo. Así es la genealogía de la palabra libre. Quebrar el propio concepto.

Olvidemos la tarea inútil de poner formas, pérfida historia la de la filosofía del lenguaje. Escupamos sobre Bramante esta verborrea inconexa y sincera. Negarse a rendirse. No hay genuflexión alguna que pueda reprimir la libertad de la palabra. Llegaron los tiempos de la onomatolabra. ¡¡¡Auuuuuu!!!!

No hay comentarios: