15 abr. 2010

Fragmentos romanos LXX


Roma

Lamerte como quien camina por ciénago y praderas. Lucha de titanes imberbes en duelo. Ciudad rebelde. No osas que mis pies toquen tu tierra. Fluyes en tu imantada superficie. Orden de la libertad. Prisión arquitectónica. Cada nuevo tiempo en ti me hace amarte. Me impostaste el orden neoclásico. Represora de ciénago y praderas. Tu reclamo torna, tu rechazo regresa. Llegará el día. En la danza de carne y piedra alcanzaré a tocar tus entrañas.

2 comentarios:

Leotarda dijo...

Me alegro de que vuelvas a tener blog. Aunque no comenté nada disfruté mucho con el anterior...
Mariajo

Nieves Soriano Nieto dijo...

Hola, Mariajo. ¡Qué bien verte por aquí! Y mil gracias por tus palabras. Supongo que el anterior blog te refieres a éste antes de que me diese una crisis de escritura.
Espero que estés bien. Besitos.