15 abr. 2010

Fragmentos romanos LXXI


Filosofía a sí mismo

¿Dónde quedaron los versos de la biografía interior? Es valiente quien reconoce las fisuras de su intimidad. Son heridas que precipitan diariamente nuestros pasos.

6 comentarios:

_An dijo...

en mi ingenuidad, discrepo: seríamos demasiados los valientes entonces, creo que todo aquel que se "atreve" a dibujar "versos" (o que lo intenta), no hace más que hablar sobre sí mismo, aunque lo disfrace de obviedad o falsa lejanía.

pd: tienes una nueva fan.

Say dijo...

La poesía no reside en el tumultuoso mundo de fuera sino en el de dentro... "las fisuras de la intimidad", "las heridas" de esa "biografía interior" son las que llegan a lo más profundo y desvelan deslumbramientos que sólo los que bajan hasta ellas sin miedo pueden descubrir.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Querida An. Si sólo hablase de sí mismo el que escribe poesía, deberíamos suponer que existen individuos aislados de lo que les rodea. Cada paso, el contexto, la sociedad, influyen en nosotros para crear nuestro interior. Lo hieren, le ofrecen jardines maravillosos, lo fisuran, le dan vida. La poesía, como el arte, es síntoma de cómo todo ese contexto crece en el laboratorio de cada persona, pienso. Besos.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Say, amor de alma, es una inmensa curiosidad la que me lleva a ti. Besos.

_An dijo...

"TODO ESE CONTEXTO CRECE EN EL LABORATORIO DE CADA PERSONA".
Ahí sí que estoy totalmente de acuerdo :)

A lo que me refería con "hablar sobre sí mismos" es precisamente a eso. Los poemas del "yo, yo, yo, siento, sentía, sentiré" no son los únicos que hablan de uno mismo, todo en la poesía es personal, en el sentido de que se plasma una pequeña parte de la propia perspectiva, de lo que una ínfama parte del mundo ve, uno mismo mirando a un mundo que siempre es más grande de lo que se puede/quiere abarcar.

Incluso la Ciencia Ficción habla de lo que ya se ha visto, transformándolo, pero sobre una base personal, hablando de lo conocido, criticándolo, por experiencia personal o social, pero siempre interiorizada (la buena Ciencia Ficción, no la hecha de forma mecánica como producto comercial), haciéndola propia. No hay nada más íntimo que la imaginación.

La poesía es observación del exterior e interior, porque hay que saber interpretar aquello que se ha visto.

Un poema que denuncie una injusticia "ajena", o un poema que ensalce la belleza de una ciudad, de un tiempo o de una persona... son el cuerpo de la rabia, de elogios, de admiración, de sentimientos que aquel que escribe ha extrapolado de sí mismo. No hay nada ajeno en la poesía. "LAS HERIDAS" de nuestra "BIOGRAFÍA INTERIOR" podrán ser más o menos visibles, pero son con (y por) las que escribimos.

pd: gracias por abrir este debate. Hacía mucho tiempo que no jugaba a "reflexionar". La rutina del estudiante es corrupta...

Nieves Soriano Nieto dijo...

Cierto, An, es en poesía todo un punto de vista, el del sujeto que interpreta su contexto. Pero no sólo en poesía, también en ciencia -instrumentos creados por los sujetos para entender con sus capacidades cognitivas el mundo-, también el arte, y cualquier ámbito de lo humano. Tornamos al solipsismo cartesiano. Besos de estudiante.