16 dic. 2012

Fragmentos geosféricos LVI


La carne de mi carne

Puedo no sentirme más tuya, cuando no sientes tuya la carne de mi carne. Sin embargo, aletean mariposas el corazón. El día que nazca mía la carne de mi carne, volarán esas mariposas como arrojo de esperanza. Sin embargo, no podrá ser lo que hubiera sido contigo. Lo que no fue habrá hecho que nazca el ser que será.

No hay comentarios: