29 ene. 2013

Fragmentos geosféricos LV

 
¡Qué rollazo de mujer! ¡Me aburro!

Cuando en la vida una persona se encuentra en momentos radicales, se observa realmente qué tipo de personas nos rodean, por la actitud que presentan ante nosotros.
Ser mujer y estar a la búsqueda de tener un hijo, o bien estar embarazada o bien tener un bebé es uno de ellos. 
Hay personas que, ante ello, se alejan. Claro, una mujer en tales condiciones es absolutamente un rollazo. No bebe, no fuma, no puede tener excesos, se acuesta temprano, está condicionada por su cuerpo, sus hormonas o la vida que tiene que sacar adelante, su libido puede verse afectada, habla mucho de sensaciones físicas de su cuerpo, o de niños. Vamos, no está adaptada para una sociedad de la falta de responsabilidad.
Sin embargo, mágicamente, hay personas que, ante ello, se acercan de una forma todavía más intensa y sensible. Parece que adorasen el acto natural de crear una nueva vida. Te cuidan, te preguntan, te tocan, te consideran, vamos, utilizan una inteligencia emocional de calidad extra. 
¡Qué hermosa es esta vida cuando nos deja cerca a quienes realmente merecen estar cerca!

No hay comentarios: