9 oct. 2013

Fragmentos geosféricos LXXXV


Jávea Chi

A cierta edad, uno ya no hace su vida, sino que la rehace. Y, mirando desde el presente, comprende cuánto valor tiene el pasado, en tanto sucedido y en tanto que pasado. Y mira su mano, y quizás encuentra un anillo de matrimonio que lo une a una persona y que no estaría si se hubiese casado con otra persona, mira su casa, y quizás encuentra el espacio que no estaría si se hubiese quedado en otro lugar. Es hermoso comprender que en milésimas de segundo se deciden intuitivamente caminos que marcarán nuestra existencia. Siempre van a mejor, porque lo que es de otra forma no podría haber existido.

No hay comentarios: