29 ene. 2013

Fragmentos geosféricos LV

 
¡Qué rollazo de mujer! ¡Me aburro!

Cuando en la vida una persona se encuentra en momentos radicales, se observa realmente qué tipo de personas nos rodean, por la actitud que presentan ante nosotros.
Ser mujer y estar a la búsqueda de tener un hijo, o bien estar embarazada o bien tener un bebé es uno de ellos. 
Hay personas que, ante ello, se alejan. Claro, una mujer en tales condiciones es absolutamente un rollazo. No bebe, no fuma, no puede tener excesos, se acuesta temprano, está condicionada por su cuerpo, sus hormonas o la vida que tiene que sacar adelante, su libido puede verse afectada, habla mucho de sensaciones físicas de su cuerpo, o de niños. Vamos, no está adaptada para una sociedad de la falta de responsabilidad.
Sin embargo, mágicamente, hay personas que, ante ello, se acercan de una forma todavía más intensa y sensible. Parece que adorasen el acto natural de crear una nueva vida. Te cuidan, te preguntan, te tocan, te consideran, vamos, utilizan una inteligencia emocional de calidad extra. 
¡Qué hermosa es esta vida cuando nos deja cerca a quienes realmente merecen estar cerca!

23 ene. 2013

Fragmentos geosféricos LIV

 
"Adolescentes con arrugas"

Todavía recuerdo el día en que me levanté y me di cuenta de que me pareció hermoso y necesario dar explicaciones a ciertas personas. Toda la adolescencia uno se la pasa renegando de la implicación excesiva con los otros. Así, se evita todo aquello que nos lleve a no ser tremendamente autoafirmantes, en suma, egoístas.
El egoísmo en esa etapa de la vida es necesario, porque uno debe construir su persona, adquirir su estructura moral propia, hacerse. Pero más allá de esa etapa se convierte en una especie de "enfermedad social" que impide la construcción de un bien común, pactado entre los miembros de la sociedad que interactúan.
Me resulta tremendamente abrumador y entristecedor ver cómo cada vez más en esta sociedad ese egoísmo adolescente es el que predomina en personas supuestamente adultas. Tales "adolescentes con arrugas" -si me permiten la expresión- no son capaces de asumir responsabilidad alguna de cara a los demás. Responsabilidad entendida como aquello que requiere una respuesta implicada por nuestra parte. Por ejemplo, uno es responsable cuando en el trabajo da la cara si algo ha hecho mal. 
Uno es responsable también cuando tiene enfrente a otra persona y la considera como persona más allá de los deseos propios. Y considera qué es lo que puede hacerle bien y mal. Y, amándola, le procura ofrecer las mejores alegrías. 
Uno es responsable si es capaz de pensar que otra vida ajena puede ser más importante que la propia en un momento determinado. Por ejemplo, si alguien necesita de nuestros cuidados. Si tenemos que atender una mascota, un bebé, una persona anciana.
También uno es responsable si tiene una autoridad y un poder de gestionarlo debidamente como si fuera su vida en ello.
Sin embargo, cada vez son más las noticias que nos llegan de bebés desatendidos, perros abandonados, ancianos exiliados en asilos o sabandijas que nos roban el dinero público para abrir cuentas privadas en bancos suizos mientras hablan de modelo ético de austeridad y recortes.
A mí me preocupa especialmente esta adolescencia eterna de la sociedad, porque con ello se hace daño a otros, porque es imposible eludir o evadir las responsabilidades, porque se requiere cierta madurez para tomar decisiones y ser coherentes con ellas y con los que nos rodean.
No sé qué piensan al respecto, pero necesitamos urgentemente educar considerando al otro para que el otro pueda entender qué significa considerar al prójimo.

22 ene. 2013

Fragmentos geosféricos LIII

 
Pintura horizontal

Pintar en horizontal. Ser cuerpo con la materia del lienzo. Mancharse, restregarse, plantar la palma de la mano y dejar huella. Venir desnuda, hacer el amor con el arte y marcharse con la dignidad de una enamorada.

21 ene. 2013

Fragmentos geosféricos LII

 
Su sexo saliva

Llegas como el vórtice de la niebla, como paso anhelado de futuro. Llegas vestida de noche blanca, impertérrita de sueños. Llegas y eres silbato y silbido. Grito quemado de muerte. Te vas. Fugitiva de fuego. Te vas y al fin puedo dormir sola.

14 ene. 2013

Historias para Minerva XVIII


Minerva, mi preciosa Minerva. Ayer te quedaste sin tus padres toda la tarde para jugar con Alila, auntie Cuca, los abuelos y auntie Nieves. Te dormiste la siesta. Hacía un frío aterrador en las calles de Alcalá. Sin embargo, hiciste tu pequeña siesta en el carrito. Al llegar a casa, sorprendentemente no te despertaste. Estabas con el abrigo y los guantes y todo puesto. Tenías calor. Así que de sopetón abriste los ojos agobiada. Y comenzaste a llorar desconsolada por un sueño inquietante. Buscabas a tu mami o a tu papi para abrazarte a ellos. Pero no estaban. Nada podía calmarte. 
Sin embargo, hubo algo que lo hizo. Me acerqué a ti y, hablándote en inglés, te expliqué que papi y mami se habían ido a dar una vuelta y que luego regresarían. Que no pasaba nada. Que estabas allí con Alila, auntie Cuca, los abuelos y auntie Nieves y que estarías toda la tarde jugando y pasándotelo bien hasta que vinieran papi y mami. 
Y, de repente, como si fuese algo inmensamente mágico, se te pasó el llanto. En ese momento se me pasaron muchísimas cosas por la cabeza. Sólo tienes apenas 18 meses. Y, sin embargo, comprendiste muchas cosas. Comprendiste el tiempo. Ya sabías lo que era antes y después. Comprendiste que aunque papi y mami no estuviesen, volverían. Eso mostraba una seguridad en ti, una seguridad que tienes con ellos. Porque sabías que volverían. Me sentí muy orgullosa de ti y de tus papis. Sentí que esa seguridad es justo la ideal para que crezcas, para no tener miedos, para poder hacer tu vida sabiendo que estarás en cualquier momento arropada. 
Pero si todo lo que te he contado me sorprendió enormemente, lo que más me impactó es que atendiste a ciertas razones. Y me pregunté hasta qué punto el ser humano desde que nace necesita explicaciones. Cambiarte de tema no te hubiera más que creado incertidumbre, y eso no eras capaz de aceptarlo. Sin embargo, decirte la verdad clara fue el tronco al que te agarraste para buscar consuelo. A partir de ahí estuviste jugando como si no se hubiera acabado el mundo.

Fragmentos geosféricos LI

 
Espejismo

A veces parece que nada es suficiente. Nada si no son sus brazos o sus besos o palabras. Y parece que la nada se apodera del mundo en un balbuceo, como si fuese el grito de la Tierra Media. Sin embargo, es todo un espejismo. Ya no está, aunque es. 
¡Cuán despacio se borra el olor del cielo!

"El hilo de Ariadna". Madrid. Casa del Lector



Hasta el día 17 de marzo pueden disfrutar en la Casa del Lector de Madrid, antiguo Matadero, la exposición El hilo de Ariadna. Una gran selección de obras de arte, comisariada por Francisco Jarauta, que gira en torno al concepto del laberinto. El laberinto ha sido un tema de gran curiosidad en todas las épocas. Ese lugar en el que existe una salida de complejo conocimiento para el ser humano. Ese espacio en el que uno entra y en el que probablemente se ve atrapado. Ese riesgo tan humano en el que la curiosidad puede vencernos o quizás conducirnos a un lugar mucho más bello.
En la exposición podemos ver obras de Ramón Llul, Ramón y Cajal, Jaume Plensa, Robert Morris, Robert Smithson, Adolph Gottlieb, Constant, Rosó Cusó, Charles Sandison y mi gran admirada Gema Álava.


8 ene. 2013

Fragmentos geosféricos L

 
Estrellas gigantes azules

De repente aparecen. Son como luces de colores que dan forma a la oscuridad. O como gasas para curar heridas abiertas. Cuando alguien comienza a aprender a llorar su dolor y parece no tener más fuerzas para afrontar las emociones, llegan incandescentes. Parecen estrellas gigantes azules que viajan el universo aterrando agujeros negros. Llegan como pañuelo de lágrimas, como cuidado paliativo, como generoso alarde de promesa de felicidad. Cuando se acercan, viniendo desde allá en el horizonte, van cogiendo forma. No eran estrellas solamente. Su disfraz acaba tomando el verdadero color de la carne humana. Son personas. Esas personas bondadosas que hacen que creamos en el género humano.

6 ene. 2013

Madre inseminada

 
Para aquellos que no lo sepáis, estoy haciéndome un tratamiento de Inseminación Artificial para tener un hijo. Hace un tiempo escribo este blog para animar a las madres, con pareja o sin pareja, que tienen que pasar por este proceso. También para aquellos que quieran conocer o comprender cómo se siente una persona que pasa por aquí. Es un proceso duro, difícil y que te hace conocerte muchísimo más como persona. Es un proceso no accidental ni casual en el que el hijo es un ser inmensamente deseado. Es una forma de vida, un motor de decisiones no tan irracionales. No os enseño esto como forma de mostrar mi vida privada, sino con la intención de VISIBILIZAR algo que está todavía tabuizado en la sociedad: la ESTERILIDAD por múltiples causas.

Fragmentos geosféricos LIX


Camino lento

El calor que azota, la mano que dice, el verbo que toca. El hueco de piel de boca. Tu pelo enredado de piel de acera. Ahora camino lento para navegantes inciertos.

1 ene. 2013

Clara Campoamor. La mujer olvidada y la Cultura Mosuo


Aquí les dejo dos videos interesantísimos que he conocido en los últimos tiempos. 
El primero, la película Clara Campoamor. La mujer olvidada, que narra la historia de cómo Clara Campoamor consiguió, tras una lucha muy dura, el voto femenino durante la República en España: http://www.rtve.es/alacarta/videos/clara-campoamor-la-mujer-olvidada/clara-campoamor-mujer-olvidada/1041185/

El segundo es un documental sobre el matriarcado de la cultura de los Mosuo: http://vimeo.com/28019101