7 mar. 2007

Los derechos de los niños


Recientemente se ha publicado en las ediciones de la Universidad de Murcia Los derechos de los niños, responsabilidad de todos. Este libro recoge los textos de los que participaron en las I Jornadas sobre derechos humanos, organizadas por Teresa Vicente Jiménez y Manuel Hernández Pedreño en la Universidad de Murcia en el 2005.
Reunidos en torno a la temática del niño como sujeto de derecho, ya recogida en la Convención sobre los Derechos del Niño que se aprobó en la Asamblea de las Naciones Unidas en 1989, se reflexiona desde diferentes puntos de vista, tanto teórico como práctico, sobre cuáles son las políticas y las reivindicaciones llevadas a cabo para la conquista de la afirmación de una parte numerosa de la población mundial, la infancia, como grupo compuesto por sujetos que también son sujetos de derecho. La tarea para afirmar que los niños poseen derechos a nivel mundial ha sido ardua, y ha llevado y todavía hoy día lleva en la mayor parte de los países a una lucha reivindicativa nada fácil. Aceptar que el niño es también sujeto en sí, más allá de la pertenencia al interior de una familia concreta que dicte cuál es su destino, resulta complicada cuando en gran parte de los países son una de las mayores fuentes de ingreso para la familia. El niño pasa de ser mero medio, para ser un fin en sí mismo, como sujeto, desde un punto de vista kantiano. Y es difícil esta tarea debido a que los afectados, los pertenecientes a la infancia, no poseen por sí mismos la capacidad de defenderse y autoafirmarse para reflexionar sobre su opresión y las posibles vías de reivindicación, como han podido hacer otros grupos humanos, como es el caso de las mujeres.
Es por ello que tareas como la organización de este congreso, y la publicación posterior del cuaderno del mismo, son formas de avanzar éticamente a la ayuda reflexiva para este grupo, la infancia.Al final del cuaderno son ellos los que adquieren voz, reivindicando el sencillo derecho a que les cuenten un cuento, que también hoy invitaría a reivindicar por parte de nosotros, los mayores de edad.

No hay comentarios: