7 jul. 2009


Mi precioso Tucán,


ya sabes que estoy de vacaciones. He pasado unos días en la isla de Tabarca, esperándote, pero todavía no han llegado tus días de relax. Oh la la!! ¡Qué bonito será cuando estemos juntos entre palmeras! Me marcho mañana a Torino. Van a ser días preciosos. ¿Recuerdas la lectura que hicimos en voz alta de Werther? Más allá de novela de amor, evidentemente. Te lo dejé escrito en una nota en la casita de la palmera. "¿Tienen derecho los sentimientos?" -me preguntaste. Y hoy te respondo como no supe hacerlo aquella vez: "Son los sentimientos la verdad más humana. Ellos no tienen formas, ni condiciones, ni prejuicios, ni imposición cultural. Sea cual sea su concreción, deben ser escuchados como la verdad más humana, porque su naturaleza es libre e incondicional a lo que se ama. Tan sólo aquéllos que son capaces de escucharlos de forma incondicional, sin imponerles formas ni reprimirlos, son libres y conocen cuál es la verdad humana". ¡¡Aunque tanto hablar de ser humano y soy una lagartija!!


Te quiero...


Teresita la del Barrio

2 comentarios:

Pilar Turiso dijo...

Precioso texto, lleno de sensibilidad e inteligencia.
Mil besos desde la tierra de las palmeras.
Pilar

Nieves Soriano Nieto dijo...

Mil besos, Pilar, desde las tierras Torinesas. Y gracias por tus palabras, siempre tan llenas de inteligencia y sensibilidad.