9 oct. 2009

Lucrezia Marinelli


Un día como hoy, en 1653, murió Lucrezia Marinelli, filósofa y mística italiana. Aunque esta autora dedicó gran parte de su escritura a los textos religiosos, siguiendo la corriente mística italiana de la época, la importancia que se le da hoy día viene de su obra: La nobiltà et eccellenza delle donne, co' difetti, e mancamenti de gli uomini, escrita en 1600. En ella, Lucrezia hace una defensa de la mujer y su dignidad, respondiendo así al texto escrito por Giovanni Passi, I donneschi diffetti, en el cual generalizaba cuáles eran las cualidades femeninas despreciables, para así poder justificar el ejercicio de la desigualdad y las relaciones de poder. La respuesta de Lucrezia no es otra que la descripción de las vidas y quehaceres de mujeres ilustres de la historia, que demostraban que las mujeres no eran defectuosas.

6 comentarios:

Ana Cuéllar dijo...

Es interesante destacar de Lucrezia, su aporte sobre el tema de la mujer.Pues, enumeró las razones de la superioridad de las mujeres sobre los hombres. Distinguiendo en los personajes femeninos de sus historias de mujeres, de género épico, dos grupos: las tradicionales que representan roles generalmente asignados a las mujeres, y uno innovador que delinea figuras femeninas distintas de los estereotipos femeninos.

Como muestra este texto (Trad. Sara Rodriguez Bonal):

"Concluiremos pues, que siendo las mujeres más hermosas que los hombres,son además más nobles que aquéllos por diversas razones : primero porque en un florido y delicado rostro se percibe la potencia del hacedor , y además eleva la mente a la divina Bondad. Creen algunos que no hay mujeres expertas y doctas en las ciencias y en las artes . Y esto les parece imposible a ellos , y no pueden entenderlo aunque lo vean y lo oigan durante todo el día, persuadiéndose de que Júpiter ha dado solamente a los hombres ingenio e intelecto, privando a las mujeres de éstos, aún siendo de la misma especie. Pero si éstas tienen el mismo alma razonable que tiene el hombre, y aún más noble : ¿ por qué no pueden perfectamente aprender las mismas artes y ciencias que aprenden los buenos hombres ? Incluso las pocas que ha llegado a ocuparse de las doctrinas,llegan a estar tan adornadas por ellas, que los hombres las envidian y las odian, como suelen odiar los menores a los mayores.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Mil gracias, Ana, que siempre abres con palabras más mundos, regalos que agitan nuestras infinitas curiosidades.
Besos lluviosos romanos.

Laura Irina dijo...

Qué grandes mujeres las de tus entradas... y yo sin conocer nada acerca de ellas. Menos mal que estás ahí para dedicarles algún que otro párrafo a cada una.

Me gusta lo que haces, Nieves. Sigue así.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias siempre, Laura, por tus palabras que para mí son un mundo. Sigue tú también así, y espero que tus días en la Universidad vayan de maravilla. ¡Cuéntame cómo te sientes entre tanta lengua! ¿Y el chino? Besitos.

Laura Irina dijo...

¡El chino es genial! Es la asignatura más divertida sin duda. Con francés voy un poco peor porque me parece a mí que la profesora y yo no hablamos el mismo idioma (jaja, broma fácil, no podía evitar hacerla)... Espero acostumbrarme pronto. Y respecto al inglés, estoy encantada, hay bastante nivel.

En cuanto a mis compañeros, son lo mejor. Estoy encantada.

¿Cómo te va a ti?

Un besito Nieves.

Nieves Soriano Nieto dijo...

¡Vaya!, pues sí que tienes historias lingüísticas de la facultad. El chino debe ser fantástico. Yo apenas he comenzado un curso de japonés y me está fascinando cada vez más.
Y el francés no te preocupes, aunque no habléis el mismo idioma os acabaréis entendiendo ;-) (quizás por fuerza mayor).
Por aquí todo bien, más que bien. Roma es una ciudad maravillosa. Llena de estímulos, en fin, une vie merveilleuse!!
Ánimo con todo, Laura, y aprende impregnándote de todo en esta etapa de tu vida en la que tantas cosas puedes conocer. ¡¡No desaproveches ni una oportunidad de alimentar las curiosidades!!
Si vienes por acá, ya sabes dónde me tienes.
Besos y hasta pronto.