5 oct. 2009

Antonio Muntadas



Hoy tuvimos la suerte de escuchar, en la Academia Española de Roma, una conferencia de Antonio Muntadas en torno a la intervención del arte en el espacio público. En ella, Antonio mostraba una pequeña parte de su obra que trataba de establecer un diálogo entre la urbe, el urbanismo, la arquitectura y el arte. Para él, el artista, partiendo de la multiplicidad de disciplinas, debe elaborar obras que se introduzcan con sigilo en la vida de los ciudadanos; obras que pasen desapercibidas porque se introduzcan en sus quehaceres diarios. Así, reaccionando en contra del arte monumental, que invade el espacio público con grandes obras que los ciudadanos no eligen, y que no son capaces de asimilar dentro de la cotidianeidad -véase las actuales tendencias arquitectónicas de crear grandes edificios visibles, que en gran parte de las ocasiones no optan por la funcionalidad-, Antonio habla del arte AntiMonumento, un arte efímero que desaparece con la lógica de la fugacidad de la vida humana. A fin de cuentas, se trata de que el espacio público esté perpretado por un arte que entienda la propia configuración de la habitabilidad de ese espacio.
Aquí arriba les dejo algunas de las obras, que en una imagen quedan poco definidas

3 comentarios:

Claudia dijo...

¡Nieves!
¿Cómo va la cosa por Roma? Dios mío, tiene que ser fantástico, ver los 7 montes que son Roma desde hace taanto tiempo, el Palatino, el Aventino.. la fontana di trevi, gente hablando italiano, aires diferentes que tanto nos hacen falta de vez en cuando...
He de decir que tu blog es... es increíble. Desde la foto de una de mis pelis preferidas, "Mi vecino totoro", hasta la poesía de la vaca de Gloria Fuertes... ¡Cómo me gustaban esos libros cuando era peque! Y después tantos textos escritos por tí fabulosos, tantas mujeres que sin duda hace que nos enorgullezcamos de serlo...
Por aquí todo va bien, con Amaya las clases están muy bien, son bastante dinámicas, pero sinceramente y sin peloteos, echo de menos esos ejemplos tan originales que ponías, tus pequeños halagos y tu risa al recordar esa "huelga" que hicimos en 4º (jajaja, qué locura...)
Espero que te vaya todo más que genial, que estés tranquila, y que los pequeños miedos se hayan quedado en el asiento del avión.
Muchos besos!

Claudia dijo...

Por cierto.. ¿sabes quién soy?

Nieves Soriano Nieto dijo...

¡Claudia! ¡Qué sorpresa verte por aquí! ¿Cómo no voy a saber quién eres, dime? ¿Tú crees que las personas que a uno le marcan se pueden olvidar? Yo creo que nunca.
Me alegra que por allí todo vaya tan bien, y me alegra que las clases de Amaya te gusten. Yo, la verdad, sigo echando de menos dar clase, incluso estando en Roma, y sobre todo a vosotros, que érais una clase maravillosa.
Por aquí todo va bien. La vida es preciosa, llena de estímulos, de constantes descubrimientos, de dificultades también, pero todo muy bello. Roma es una ciudad única. Me he apuntado a clases de japonés, estoy llendo a la biblioteca nacional, me he comprado una motito, y vivo en un lugar precioso (Trastevere).
Dile a los huelguistas que a ver si organizáis con alguna clase de latín con Jaime o cultura clásica un viaje a Roma este año, nos vemos, y os enseño sitios que no olvidaréis nunca.
Os echo de menos, digo.
Besos.