30 jun. 2014

Fragmentos mamíferos XXVIII

 
Contra-natura in natura

La verdad es que la vida te da lecciones constantemente sin palabras. Nunca pensé que me costaría tanto, pero tanto, quedarme embarazada en esta época de la vida. Confiaba en la medicina y en que su sabiduría lo podía todo. Sin embargo, todo no lo puede, no puede ni suplir ni conocer ni tan siquiera imitar el mecanismo de creación de vida ni el de quitar vida que posee la naturaleza.
Sin embargo, algunas vidas crea y algunas vidas salva desafiando la naturaleza. No sin utilizar mecanismos física y psicológicamente tremendamente agresivos para el individuo. Y es que el proceso de lucha por dar lo que la naturaleza no da y por evitar llevarse lo que la naturaleza dicta llevarse no es un camino fácil.
Así pues, no siento ya pena, ni tristeza, ni alegría, ni regocijo, no siento nada. Sólo palabras racionales y reflexivas. Porque en suma, cuando uno acaba por saber dónde está, y saber que está en un proceso lento, incierto y en el que ni la conciencia ni el deseo ni la actuación personal pueden decidir crear esa vida, uno acaba por dejarse llevar por la corriente, aunque sea torrente, como forma de supervivencia psicológica. Más sencillo todo lo dicho, y como decía Parménides: El ser es y el no ser no es. Así de hermoso y tozudo a un tiempo.

No hay comentarios: