9 ene. 2007

De la igualdad de género


Hoy es el aniversario del nacimiento de la gran filósofa Simone de Beauvoir, a la que tanto debemos como teórica del feminismo en una época en la que necesitábamos de forma urgente una revolución que diese tiempo y espacio para las mujeres. Para los que hoy día piensan que todas aquellas revoluciones tuvieron lugar, y que hemos conseguido ya la igualdad, decir que todavía quedan muchas cosas por hacer. En primer lugar, es necesario seguir trabajando en la igualdad de género en países menos desarrollados en los que la condición de la mujer está bastante degradada. Si pensábamos que las teorías científico-filosóficas clásicas, que hablaban y justificaban una condición natural de la mujer inferior a la del hombre, no son más que algo que pertenece al pasado, no hay más que mirar que en ciertos países, como en Yemen, el derecho natural auspicia leyes que tienen que ver con estos términos, considerando a la mujer física, y por tanto legalmente, la mitad del hombre. Y éste no es un problema que debe preocupar tan sólo a los habitantes de esos países, sino que a nosotros mismos, dado que hoy día los problemas van siendo cada vez más globales. En segundo lugar, en nuestro propio país la igualdad, por más que se diga estar conseguida, no ha llegado todavía a lo que podría llamarse una paz perpetua. Son numerosos y reales los acosos sexuales en el trabajo, la inmersión de la mujer en puestos de trabajo de menor sueldo que los que ofrecen a los hombres, y la discriminación de la misma por el hecho de la posibilidad del embarazo. Por otro lado, ahora que estoy estudiando las oposiciones de filosofía para secundaria, es necesario remarcar lo patético que resulta no encontrar ni un solo tema de un temario de 71 que esté dedicado a ninguna mujer. Grandes fueron las filósofas y literatas teóricas del feminismo: Simone de Beauvoir, Virginia Woolf, y grandes fueron filósofas con nombre de mujer que elaboraron complejos sistemas políticos, podemos hablar de Hannah Arendt o de María Zambrano, ambas a la sombra de personajes como Heidegger u Ortega y Gasset. Por eso, aprovechando que hoy es el aniversario del nacimiento de Simone de Beauvoir, desearía hacer un homenaje a todas ellas, y alentar a las que estamos para luchar por esa igualdad, sea de la forma que sea.

2 comentarios:

Nieves dijo...

De otra de las personas que se preocupan por lo que nos rodea, y que lucha por las injusticias, revolucionaria entre las que haya:

Yo en ello estoy, desde mi despacho como agente de igualdad o desde mi casa como mujer, en las distintas esferas en las que participo intento poner siempre un poco de esa mirada diferente, que a veces me ha costado algun disgusto... pero seguimos en la lucha...
ni en los temarios de filosofía ni en el resto de asignaturas han dado cabido a contar la Historia de las Mujeres, y el largo camino en conseguir la ciudadanía... pero poco a poco vamos tomando conciencia y alcanzando mas cotas de igualdad en esta sociedad patriarcal que tanto nos delimita los roles que tenemos que seguir...

Nieves dijo...

Tienes TODA la razón y la pasión, compañerita, la ausencia de filósofas en
los temarios "canónicos" no sólo de los instituos si no también de la
universidad es más que significativa. Nosotras, las mujeres disque
"occidentales" que hemos conseguido, después de mucha lucha, el derecho a la
educación vamos a la escuela, al instituto y a la universidad para aprender
que las mujeres no existen y que si existen no importa. La filosofía es cosa
de hombres nos dicen, a veces nos susurran y hasta nos gritan todos los
libros escolares y manuales universitarios al uso. Yo creo, firmemente, que
nosotras, tú y yo, junto con otras, cada una a nuestra manera y en el lugar
en que estemos podemos ayudar a cambiar este detestable estado de cosas.
Somos herederas de una genealogía de mujeres filósofas y tenemos que
hacernos conscientes de eso y hacerlo saber a las demás y a los demás.

Arantxa Hernández, una de las grandes luchadoras por la igualdad de género, una gran y maravillosa persona, una fantástica revolucionaria