7 sept. 2011

Fragmentos luminosos LXXVII



La senda

Paz de espíritu. Te arrulla en su seno. Como la flor de loto recoge a Buda. O el manto de la madre aplaca los hilos de Ariadna. Algunos ya recorren la senda de su vida.

No hay comentarios: