10 sept. 2011

Historias para Minerva XIII



La Judoka Takonota

Érase una vez que se era la Judoka Takonota. La Judoka Takonota era una bebita dulce y de carácter a un tiempo, justiciera, que gustaba de vestirse con un traje blanco de Judo del que había obtenido ya el cinturón naranja.
Sin embargo, a la Judoka Takonota no le placía ir descalza para afrontar el combate de la vida. Ella era muy femenina. Por eso, pensó que lo mejor sería ponerse tacones. Tacones blancos a juego con el traje que la hacían ser evidente y no silenciosa, es decir, clara.
La Judoka Takonota luchaba a chupetazos. Grandes antihéroes se vieron vencidos por tal técnica. El chupete enganchado al cinturón naranja servía a la Judoka Takonota para hacerlo de ida y vuelta.
Todos los que se portaban mal y hubiesen oído hablar de la Judoka Takonota acababan abrazando el miedo. Razones tenían. Acababan machacados. Pero, para el resto, la Judoka Takonota era una criatura sensible y hermosa capaz del mayor amor que puede ofrecer la vida.

No hay comentarios: